Tailandia: los chicos rescatados sólo pudieron ver a sus familias a través de un cristal

Los médicos los mantienen aislados para evitar el riesgo de infecciones. Pero dicen que están bien y que pidieron comer carne con arroz.



No Banner to display

En un operativo contrarreloj, el domingo cuatro chicos fueron rescatados en el primer intento de sacar a los 12 menores y al entrenador atrapados, desde hace más de dos semanas, en una cueva de Tailandia. Este lunes lograron sacar a cuatro más. 

El domingo, la televisión pública tailandesa emitió en vivo la llegada de esos chicos a las inmediaciones de un hospital en la ciudad de Chiang Rai, a unos 60 kilómetros de la cueva. Aún permanecen en ese lugar, donde están evaluando sus condiciones físicas.

Los chicos –de entre 11 y 16 años– superaron una complicada misión de salvamento entre pasadizos subterráneos parcialmente inundados y fuertes desniveles con una visibilidad nula. A pesar de todo, según las autoridades, están contentos y tienen buena salud.

“Dijeron que tenían hambre y que querían comer khao y grapao”, contó el gobernador interino de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn. Se refiere a un plato típico tailandés de carne frita con chile y albahaca, que se sirve con arroz.

El primer chico en ser rescatado fue Monhkhol Boonpiam, conocido como "Mark".

El primer chico en ser rescatado fue Monhkhol Boonpiam, conocido como “Mark”.

Sin embargo, los chicos están pasando exámenes médicos en la capital de la provincia y no pudieron tener un contacto cercano con sus familiares por temor a infecciones. Los parientes sí pudieron verlos a través de un cristal, apuntó el gobernador. Descartar cualquier posibilidad de infección es una de las prioridades ahora de los médicos que están asistiendo a los chicos rescatadas. Las otras son recuperarlos físicamente y darles asistencia psicológica.

Suwicha Jitbarn, profesor de la escuela Mae Sai Prasitsart, declaró que pudo hablar con algunos de los familiares de las víctimas. “Me dijeron que al fin han podido descansar“, comentó el tutor tailandés sin precisar el nombre de los padres con los que contactó.

Prajak Sutham, o "Note". Lo rescataron en segundo lugar.

Prajak Sutham, o “Note”. Lo rescataron en segundo lugar.

Los chicos y su entrenador quedaron atrapados en la enorme cueva de Tham Luang Nang Non cuando fueron a explorarla tras un partido de entrenamiento el 23 de junio. Una masiva operación internacional de búsqueda tardó 10 días en localizarlos, refugiados en una ladera seca en las profundidades del complejo.

El rescate mantiene en vilo al público tanto en Tailandia como a nivel internacional, y periodistas de todo el mundo viajaron hasta esta localidad próxima a la frontera con Myanmar para reportar el desenlace de la historia.

Nattawoot Thakamsai sufre de asma. Es uno de los cuatro chicos rescatados

Nattawoot Thakamsai sufre de asma. Es uno de los cuatro chicos rescatados

13 buzos extranjeros y cinco tailandeses participaron en el operativo del domingo. Dos buzos acompañaron a cada uno de los niños, que aprendieron a bucear recién después de que los rescatistas los encontraron, el 2 de julio. Los chicos fueron guiados con una cuerda de arrastre. Iban provistos de máscaras de buceo y los buzos les suministraban oxígeno.

Pipat Bodhi, de 15, cuyo seudónimo es "Nick", también fue sacado de la cueva.

Pipat Bodhi, de 15, cuyo seudónimo es “Nick”, también fue sacado de la cueva.

El equipo de fútbol juvenil, integrado por 12 chicos y su entrenador, quedaron atrapados el 23 de junio en el interior de la cueva Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en una región próxima a la frontera con Myanmar. El grupo fue de excursión a la cueva tras un entrenamiento de fútbol, pero una inundación repentina los sorprendió y quedaron aislados a cuatro kilómetros de la entrada.

Fuente: Clarín 

Etiquetas: Destacado, Mundo, Noticias. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados