Bancos esperan que la inflación caiga a menos de 2,5% desde junio

Así lo estimó el economista jefe de Santander Rio, Sergio Galvan. Las elecciones, un "muro" para las proyecciones económicas.



No Banner to display

La inflación seguirá con su tendencia bajista en los próximos meses. Mientras que la mayoría de los analistas esperan que se ubique alrededor de 3% en mayo, para junio las perspectivas son todavía más alentadoras. De acuerdo a una presentación realizada en Madrid por el economista jefe de Santander Río, Sergio Galván, ya en junio el nivel caería a 2,4% para ubicarse en alrededor de 2% para el momento de las elecciones presidenciales de octubre.

Para el año, la entidad estima una inflación total del 39%, un par de puntos menos que el promedio de los analistas consultados por el Central. Este pronóstico dependerá sobre todo del comportamiento del dólar. Si no hay grandes saltos es cumplible, si no será más complicado que termine abajo del 40%.

Galván -quien expuso en el marco del XVIII encuentro para periodistas latinoamericanos organizado por el Santander en Madrid- habló de un “muro” para analizar el recorrido de la economía. “Es tan alta la incertidumbre por las elecciones, que se vuelve muy difícil decir lo que va a pasar después de octubre, va a depender de quién gane. Pero claramente es un gran condicionante para la inversión”, analizó.

No obstante, las proyecciones para la actividad son algo más optimistas que el promedio: esperan una caída de 0,5% contra 1,3% que surge del REM (Relevamiento de Expectativa de Mercado) que divulga el Central.

“Por primera vez en muchísimo tiempo tenemos tasa real de interés positiva. Es muy alta por la emergencia generada por la volatilidad cambiaria. Pero un nivel de tasa por encima de la inflación -enfatizó el economista- es lo que a la larga puede permitir que el peso vuelva a ser la moneda de ahorro de los argentinos y no sólo transaccional”.

Galván también habló de la deuda y buscó restar dramatismo sobre la capacidad de pago de la Argentina: “Si se resta el endeudamiento con el sector público, el nivel no supera el 40% del PBI y es algo manejable, pero precisamos que los mercados vuelvan a abrirse para el financiamiento”, afirmó.

Más allá de los problemas puntuales que enfrenta la Argentina, en América Latina también hay desafíos ante la desaceleración económica. Mauricio Molán, economista jefe de Santander Brasil, indicó que este año la economía de ese país crecerá apenas 1,3%, algo que afecta directamente la recuperación de la Argentina. La buena noticia es que se proyecta un repunte mayor en 2020 y 2021: esperan 2,5% y 3% de expansión respectivamente.

Claudio Soto, economista para el banco en Chile, también advirtió que la economía trasandina crecerá menos. De un pronóstico de 3,6% de crecimiento para este año pasó a 3,2%, nivel que se mantendría en 2020. La pelea comercial entre China y Estados Unidos impacta negativamente en la economía chilena, ya que son sus dos principales socios comerciales.

Fuente:

Infobae