Una maestra sufrió un ACV tras la agresión de un padre en Dolores

El viernes pasado se hizo una marcha para pedir justicia



No Banner to display

Erika Grizmacher, una docente de la Escuela Primaria N°10 de Dolores, Buenos Aires, sufrió un ACV luego de ser agredida verbalmente por el padre de un alumno de segundo grado. El hecho ocurrió el 9 de este mes. La mujer está internada y, si bien su vida está fuera de peligro, tiene algunas secuelas en el habla y en la movilidad de los músculos faciales.

“El episodio sucedió por un hecho cotidiano entre dos chicos de la escuela, el cual fue abordado y resuelto en el momento. Los niños se retiraron y el padre de uno de ellos se acercó a la docente y la empezó a menospreciar verbalmente. La escuela invitó al padre a una entrevista pero continuó agrediéndola hasta que se fue. Frente a esto la docente se dirigió a la jefatura distrital y luego habló conmigo. La calmamos y luego la asesoramos para que realice la denuncia correspondiente. Ya hemos tenido otras intervenciones con este padre pero no de esta magnitud” Eliana Manzo, Inspectora de nivel primario en Dolores.

El ACV ocurrió horas después del incidente por un cuadro de estrés. “El estrés es uno de los factores de riesgo más importantes, pero no el principal. Esta estudiado que la sumatoria de distintos factores de riesgo son los que de alguna manera determinan la propensión a desarrollar un ACV. No sabemos específicamente qué tipo de ACV tuvo esta persona, pero el estrés suele ser un disparador de los ACV hemorrágicos, ya que se genera un elevado aumento de la presión arterial”,explicó Máximo Zimerman, director médico del centro CITES INECO.

Según Mujeres Dolorenses, una comunidad de mujeres feministas de esa ciudad, el agresor ya tenía otras denuncias por acoso.

Fuente: La Nación

Publicado en: Destacado, Noticias, Sociedad   Etiquetas: