Próvolo: se reanuda el juicio en Mendoza y hay dificultades por el lenguaje de señas

Según datos suministrados por la Justicia provincial, en el proceso de instrucción de la causa, que se inició en noviembre de 2016, se hicieron más de 30 entrevistas especiales a las víctimas del Próvolo



No Banner to display

Pasado mañana se reanudará un juicio histórico e inédito para Mendoza. A la gravedad y cantidad de abusos a niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo, por los que se juzga a dos sacerdotes y un exempleado, se suman las dificultades de las víctimas, sordas y mudas, para hacerse entender por medio del lenguaje de señas.

El debate se complica aún más porque uno de los sacerdotes imputados, Nicolás Corradi, de 83 años, está a punto de perder la audición. En este proceso también están imputados el sacerdote Horacio Corbacho, de 61 años, y Armando Gómez, de 51, exjardinero, que también es sordo.

El tribunal determinó que se usarán los videos registrados en la cámara Gesell para que los alumnos afectados no necesiten volver a declarar y no vuelvan a ser “victimizados”. Esto no solo es una situación traumática para quienes sufrieron los ataques sexuales, sino que representa una complicación para volver a comunicar lo ya contado.

Así, a la espera de que se avance en el entendimiento y la comprensión entre los diversos actores del juicio, teniendo en cuenta los planteos y estrategias que surgen sobre la marcha del debate, resta esperar a pasado mañana, cuando se retome el proceso.

Fuente: La Nación