Otra baja para Hugo Moyano: Transporte no adhiere a la marcha del 21 y habrá colectivos

Lo dijo el secretario de prensa de la UTA. "Vamos a trabajar normalmente", agregó



No Banner to display

La Unión de Tranviarios Automotor tampoco adhiere a la movilización convocada por Camioneros para el 21 de febrero y ratificó que ese miércoles habrá transporte.

“Nosotros no vamos a participar de la movilización, vamos a trabajar normalmente”, afirmó Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA. Y agregó que tanto la gente que vaya a la marcha como quienes vayan a trabajar podrán volver de la jornada en el transporte público que funcionará normalmente.

Así se suma a una larga lista de gremios que ya definieron no sumarse a la convocatoria de Hugo y Pablo Moyano como la Unión Ferroviaria y dentro de la CGT, los Gordos, encabezado por el triunviro Héctor Daer, y el sector de los Independientes.

“No adherimos, es una marcha de Camioneros y me parece muy bien, es en defensa de los derechos de su trabajo”, agregó el dirigente gremial.

Al ser consultado en torno a la polémica entre Moyano y el Gobierno, expresó que “el camino es el diálogo”.

“Siempre hemos transitado caminos de diferentes ideas, la CGT es un lugar donde nos encontramos y cada uno tiene su opinión y manifiesta lo que le gusta y uno defiende los intereses de su propio gremio y lo lleva a tener posiciones distintas”, explicó Calegari, minimizando la interna dentro del triunvirato conformado por Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Daer.

El sindicalista sostuvo que “hay una mala prensa” sobre los gremios, pero evitó responder sobre si hay una persecución a la familia Moyano y también hacia otros dirigentes. “Salen las cosas malas y se potencian las cosas malas”, sentenció.

Finalmente se refirió a la discusión salarial, que para el Gobierno debe cerrarse en cada sector cerca del 15%. “La discusión de paritaria debe ser sin piso y sin techo, es muy difícil hacer una paritaria anual sin una cláusula de revisión, la inflación que es un cáncer que tenemos todos los argentinos, nos come el salario día a día y no está controlada, si estuviera controlada arreglaríamos un 15 o menos”, señaló.

Y concluyó que el porcentaje a discutir debería ser de un 20%, que es lo que los economistas será la inflación anual.

Fuente: clarín



Articulos relacionados