Le regaló un cuatriciclo a su hijo por Navidad y lo mataron para robárselo

Policías e investigadores buscan a los delincuentes que cometieron el asesinato de Cristian Bejarano, el hombre que fue asesinado a balazos en la localidad bonaerense de Ezeiza cuando se resistió a que le robaran el cuatriciclo que le había regalado para Navidad a su hijo de 13 años. El caso es investigado por el fiscal […]



No Banner to display

Policías e investigadores buscan a los delincuentes que cometieron el asesinato de Cristian Bejarano, el hombre que fue asesinado a balazos en la localidad bonaerense de Ezeiza cuando se resistió a que le robaran el cuatriciclo que le había regalado para Navidad a su hijo de 13 años.

El caso es investigado por el fiscal Ricardo Bruzzone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Ezeiza, quien ya ordenó una serie de medidas para identificar a los asesinos e intentar localizar el auto que usaban.

Fuentes judiciales informaron a la agencia oficial Télam que Bruzzone ya cuenta con los videos de las cámaras de la autopista Ricchieri, donde ocurrió el homicidio de Bejarano (34), a la altura del kilómetro 21, pero las imágenes no tienen buena resolución.

Por ello, el fiscal espera que le aporten los videos de las cámaras de los peajes y las de un country cercano, para intentar identificar al menos la patente del automóvil Volkswagen Bora en el que llegaron dos de los delincuentes. Además, el fiscal tiene a dos testigos que justo pasaban por la autopista al momento de los disparos y afirmaron haber visto una moto que aparentemente actuaba de apoyo con un tercer delincuente. 

La Policía Científica ya le aportó al fiscal algunas evidencias que también pueden ayudar a esclarecer el caso, ya que el automóvil de la víctima, un Peugeot 308 blanco, ya fue peritado y los expertos en rastros lograron levantar algunas huellas dactilares y otras palmares.

“Ahora tenemos que ver si son aptas para cotejo y si alguna de ellas es del delincuente que forcejeó con Bejarano dentro del vehículo”, explicó a Télam una fuente judicial.

Dentro del habitáculo del Peugeot, los peritos también levantaron dos vainas servidas y un proyectil 9 milímetros, lo que indica que a la víctima la asesinaron con una pistola de ese calibre y que el tirador estaba dentro o se introdujo en el auto.

El fiscal trabajó el sábado en la escena del crimen y allí, con la asistencia de un psicólogo, pudo dialogar con el hijo de Bejarano, de 13 años, quien fue testigo de todo. De acuerdo a lo que pudo reconstruir, los delincuentes llegaron cuando ya habían probado el cuatriciclo Yamaha que el padre le había comprado para Navidad al hijo y lo tenían subido al trailer y enganchado al auto. Los asaltantes eran dos en un Bora y uno de los cuales, ni bien bajó del auto, efectuó un disparo intimidatorio al piso.

Bejarano, quien se dedicaba a la compra y ventas de autos, les pidió que no se lleven el cuatriciclo, pero uno de los ladrones se subió a su auto y empezó a escapar con los vehículos por la subida a la autopista.

“Mi hermano les dio la llave, él siempre decía que había que entregar todo en un robo, y uno de los delincuentes se subió al auto y ya se estaban yendo, pero al ver a su hijo desesperado gritar por su cuatriciclo, él los corrió”, explicó esta mañana a la prensa Roxana, hermana de la víctima, en la puerta de la casa de la familia, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere.

Según Roxana, su hermano “abrió la puerta trasera, se metió al auto y lo agarró del cuello al delincuente que manejaba y ahí le dispararon”.

“Mi sobrino me dijo: ‘Madrina, yo vi cómo le dispararon a papá, lo fulminaron’. Le dieron tres tiros, uno en un tobillo, otro en una pierna y otro en el corazón. Mi ahijado vio todo”, señaló Roxana, aunque fuentes de la investigaciones aclararon a Télam que, de acuerdo a la primera impresión de los forenses, los tiros fueron dos, uno que entró en la ingle y salió por un tobillo y otro con entrada y salida por el tórax.

“Queremos las cámaras de seguridad”, dijo la hermana de la víctima, al hacer referencia a que la policía y la fiscalía aguardaban recibir los videos que ayuden en la investigación.

“Ese cuatriciclo era la ilusión de mi sobrino, le pudo dar el gusto, pero ahora lo mataron”, afirmó la mujer.

Tanto la hermana como el padre de Bejarano, quien era padre de un bebé de dos meses con su nueva pareja, pidieron “justicia” y que la policía detenga a los asesinos.

La mujer de la víctima, Alicia, dijo a la prensa que la familia está “destrozada” y también pidió “que se haga justicia y que los que hicieron esto paguen”.

“Siempre lo veíamos en la tele y nos poníamos en el lugar de otra persona y ahora no lo podemos creer”, dijo la pareja de Bejarano.

Explicó que con el tema de la inseguridad eran “muy precavidos” y que le extraña “que él no se haya dado cuenta que estaban ahí o que lo habían seguido”.

“Ese día se fue solo, no me esperó y pasó esto. Lo mataron sin piedad y estamos destrozados. Queremos justicia, nosotros éramos una familia hermosa”, agregó.

Alicia contó que el sábado “era una alegría total” porque Cristian le había entregado el cuatriciclo a su hijo que “era el sueño del nene” y que “lo fueron a probar, iban y venían, pero lo mataron”.

Sobre el adolescente que presenció el crimen de su padre, afirmó que el chico de 13 años “está shoqueado no puede hablar”, ya que “vio a su papá ahí, no le dio tiempo a nada y no pudo hacer nada porque lo mataron en el acto”, concluyó.

Fuente: Ámbito

Publicado en: Destacado, Noticias, Sociedad   Etiquetas: , ,