Mientras el debate de la presencialidad sigue en la Justicia, los docentes porteños realizan un paro

Las escuelas porteñas mostraban un dispar panorama, con una mayoría de establecimientos educativos de gestión pública sin actividad presencial. Las de gestión privada se dividían entre las que sostuvieron las clases en aula, las que pospusieron hasta mañana el reinicio y las que se encontraban afectadas por la medida de fuerza.



No Banner to display

La presencialidad en las escuelas porteñas continuaba este lunes dirimiéndose en la Justicia tras el fallo emitido anoche por una Cámara de CABA que desconoció un DNU del Presidente Alberto Fernández por razones epidemiológicas y dispuso que haya clases presenciales en el distrito en estos 15 días, decisión que hoy fue ejecutada por la gestión de Horacio Rodríguez Larreta pero que rechazan los docentes de la Ciudad, quienes realizan un paro de 24 horas.

Las instancias judiciales

En el plano judicial, tras la decisión de la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario de la Ciudad, que dispuso en la noche del domingo el retorno de la presencialidad educativa en CABA, la Procuración del Tesoro de la Nación pidió la inhibitoria de la justicia porteña y que se mantenga la aplicación del decreto presencial.

El planteo de la Procuración del Tesoro, que encabeza Carlos Zannini, fue presentado ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y recayó en el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Nº 2, cuyo titular es el juez Esteban Furnari.

En otro escenario judicial, pero vinculado al mismo tema, la jueza federal María Servini quedó a cargo de dos denuncias presentadas en las últimas horas en los Tribunales Federales de Retiro vinculadas al decreto presidencial 241/2021 que estableció nuevas restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires para enfrentar la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

(D)Dos denuncias(S)
Una de las denuncias la radicó la abogada Valeria Carreras contra el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, la exministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y la referente del PRO, Patricia Bullrich, por “violación de medidas para la propagación de una epidemia y asonada”.

En este caso, se los denunció por “atentar contra la salud pública mediante una serie de acciones judiciales tendientes a dejar sin efecto el DNU que restringe la presencialidad escolar, la reducción horaria de circulación para la ciudadanía y el cierre de comercios” para evitar que los contagios sigan su crecimiento exponencial de los últimos días y en un marco de posible saturación del sistema sanitario debido a la demanda de internaciones por Covid-19.

Esta normativa “apunta a frenar la segunda ola de contagios de Covid 19”, sostuvo Carreras, quien aludió además a “sedición, en grado de tentativa”.

La otra denuncia se presentó contra Mauricio Macri y también resultó sorteada en el juzgado de Servini, por supuesta “instigación a cometer delito, resistencia o desobediencia a funcionario público y violación de medidas para la propagación de una epidemia”.

En este caso el abogado Federico Paruolo denunció al expresidente por una publicación en Twitter en la que pedía a los intendentes que mantuvieran las escuelas abiertas.

En otro orden, el juez federal en lo Civil, Contencioso y Administrativo de San Martín, Oscar Papavero, rechazó este lunes una medida cautelar presentada por el intendente de Vicente López, Jorge Macri, contra el decreto 241/2021 que suspendió las clases presenciales alegando una cuestión de competencia.

El rechazo de los sindicatos

En el plano sindical, diferentes gremios docentes y estatales cumplen una medida de fuerza en la CABA en rechazo del fallo de la Cámara porteña y en respaldo al decreto presidencial que estableció restricciones por la suba de contagios que produce la segunda ola de coronavirus.

La medida de fuerza es respaldada por gremios docentes como Camyp (Unión Argentina de Maestros y Profesores), AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica), Sadop (docentes privados) y Ademys, además del sindicato mayoritario en la ciudad, UTE-Ctera.

Asimismo, también realizan una medida de fuerza el sindicato de trabajadores del Estado ATE y el Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju), que representa a los empleados de los Tribunales.

Los referentes gremiales indicaron que la medida de fuerza tenía un alto grado de acatamiento, mientras las escuelas porteñas mostraban hoy un dispar panorama en todo el territorio porteño.

La mayoría de establecimientos educativos de gestión pública no tuvo actividad presencial ante el paro docente, mientras las escuelas privadas se dividían entre las que sostuvieron las clases en aula, las que pospusieron hasta mañana el reinicio y las que se encontraban afectadas por la medida de fuerza.

La secretaria general de UTE-Ctera, Angelica Graciano, se refirió al paro docente que rige en la Ciudad de Buenos Aires y expresó su preocupación “por la situación institucional que está generando Rodríguez Larreta”.

En diálogo con El Destape Radio, la referente sindical expresó además que “la decisión del paro fue muy bien recibida por la comunidad educativa, de docentes, no docentes y familias”.

En tanto, el secretario adjunto de la UTE, Guillermo Parodi, aseguró a FM La Patriada que el fallo de la justicia porteña “es un mamarracho jurídico” y expresó que “el acatamiento al paro docente es de un 90%”.

La medida de fuerza también es acompañada por el sindicato de docentes privados de la Ciudad, Sadop, quienes llamaron por redes sociales al paro afirmando que quieren cumplir “el decreto que nos cuida a todos”, en alusión a lo dispuesto por el Ejecutivo nacional.

Fuente: Télam



Articulos relacionados