En 18 meses, se otorgaron más de 110 mil pensiones no contributivas

En la actualidad, las reciben 1.085.672 personas, lo que implica el 2,70 por ciento de la población argentina y una transferencia acumulada en los años 2020 y 2021 de $261.568 millones de pesos.



No Banner to display

La Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) otorgó más de 110 mil pensiones no contributivas, luego de que la gestión de Mauricio Macri diera de baja alrededor de 170 mil, por lo que hoy más de un millón de hombres y mujeres reciben el apoyo.

Según explicaron desde el organismo, en el inicio de la gestión, en diciembre de 2019, aproximadamente 145 mil trámites se encontraban demorados o en proceso de inicio, sin avances significativos.

Esto dejó en evidencia que el Gobierno anterior solo tenía como objetivo “achicar” la cantidad de pensiones no contributivas., explico el organismo en un comunicado.

Asimismo, indicaron que “tanto la exvicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, quien tenía el control de la Andis, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dieron de baja alrededor de 170.000 pensiones no contributivas por discapacidad“.

“La sorpresiva suspensión de estos derechos de las personas con discapacidad despertó un sinfín de reclamos, a los cuales la gestión de Cambiemos tuvo que dar marcha atrás y analizar “caso por caso” la situación de cada uno”, añadieron.

En 2016, apenas el 4% de las solicitudes de pensiones eran rechazadas, mientras que la cifra trepó a 62% a fines de 2019.

Sin embargo, la gestión del actual Gobierno en la Agencia Nacional de Discapacidad, que tiene a Fernando Galarraga como Director Ejecutivo, y a Paula Martínez como Directora Nacional de Apoyos y Asignaciones Económicas, se comprometió a resolver esta situación con la mayor celeridad posible.

Por eso, luego de que en 2019 se entregaran solo 18.582 pensiones no contributivas, en 2020 se completaron un total de 49.000.

Además, en seis meses del presente año se otorgaron 61.000 pensiones más que ayudan a las personas con discapacidad a “sobrellevar la situación sanitaria que conlleva la pandemia de Covid-19”, según afirmó Fernando Galarraga, la primera persona con discapacidad en presidir el organismo.

“Nuestro objetivo es que nunca más el Estado sea utilizado para quitarle derechos a las personas con discapacidad. La pensión es un paliativo pero nuestro objetivo es que las personas con discapacidad accedan al mercado laboral“, afirmó Galarraga.

Y amplió: “Durante el año pasado se cumplió con el objeto de la contratación para la digitalización de expedientes, lo que facilitó el otorgamiento de estas más de 110.000 pensiones”.

Actualmente, el total de personas que reciben las PNC asciende a 1.085.672 personas, lo que implica el 2,70 por ciento de la población argentina, y una transferencia acumulada en los años 2020 y 2021 de $261.568 millones de pesos.

Fuente: Télam



Articulos relacionados