Aumenta el precio de la tarjeta SUBE: cuánto saldrá comprarla desde este martes

El plástico tendrá un costo de venta al público de $490. Qué dijo el Gobierno para justificar el salto de $175 al nuevo valor.  



No Banner to display

La adquisición de la tarjeta SUBE costará $490 desde este martes, lo que implicará un aumento que busca garantizar su producción y abastecimiento para todas las localidades del país donde funciona este sistema en el transporte público de pasajeros, informaron fuentes del Sistema Único de Boleto Electrónico.

La decisión fue oficializada mediante la publicación de la resolución 2/2023 en el Boletín Oficial por lo que a partir de este martes 17 de enero, la tarjeta SUBE tendrá un valor de venta al público de $490 en los puntos de venta habilitados.

«El nuevo mecanismo de actualización del valor de venta al público estará conformado por el costo de los insumos tanto del plástico como de los componentes tecnológicos, gastos de infraestructura y procesos, gestión logística, impuestos y el saldo negativo de la misma y en función de la evolución de los boletos mínimos para el servicio de transporte automotor de pasajeros del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)», indicaron las fuentes.

La implementación de este nuevo esquema de actualización busca resguardar el valor de la SUBE y promover el cuidado de la misma, ante el faltante de insumos tecnológicos que existe a nivel mundial, se informó.

Hasta hoy la tarjeta SUBE tiene un precio equivalente a cinco boletos mínimos del AMBA, es decir $175, y posibilita viajes, con el saldo de emergencia, por el equivalente a cuatro boletos mínimos, o sea $140, por este motivo existen muchas unidades extraviadas, lo cual genera una sobre demanda de producción de plásticos por encima de la cantidad de personas usuarias promedio.

Las fuentes explicaron que el precio de $175 no llega a cubrir el costo de un dispositivo tecnológico importado, y por otra parte los comerciantes no obtienen ganancias y tampoco cubren los gastos.

Con este nuevo mecanismo de cálculo, se estima que se ampliarían los puntos de venta de la tarjeta al volverse un producto más atractivo de comercializar.

Fuente: Clarín

Etiquetas: Destacado, Noticias, Sociedad. Bookmark the permalink.