Continúa el paro en la línea 60, habrá nueva asamblea al mediodía

El personal de la empresa inició ayer un paro de actividades en repudio al despido de trabajadores, decidido por la empresa tras los incidentes y destrozos generados en setiembre del año pasado.



No Banner to display

La línea 60 de colectivos continuaba hoy sin prestar servicio luego de que ayer el personal de la empresa iniciara un paro de actividades en repudio al despido de trabajadores, decidido por la empresa tras los incidentes y destrozos generados en setiembre del año pasado, luego de que un conductor muriera aplastado por una unidad en la terminal de Barracas.

El delegado, Esteban Simonetta, explicó a Télam que “hoy habrá una nueva asamblea al mediodía, en la terminal de Barracas, para determinar los pasos a seguir” pero adelantó que el cese de actividades “continuará hasta las 24 de hoy según lo acordado ayer”.

La actividad se reiniciará recién el sábado, aunque los voceros de los anticiparon que analizarán cómo continuarán las protestas la semana próxima.

El conflicto se intensificó ayer cuando uno de los diez trabajadores que habían sido “amenazados con los despidos” (tras los incidentes en septiembre) no pudo ingresar a cumplir con sus tareas.

Las partes se encontraban en conciliación obligatoria hasta la semana pasada, pero el lunes último terminaron las negociaciones cuando “el grupo DOTA (actual gerenciador de la Línea 60), abandonó la instancia de diálogo amenazando con despedir trabajadores”, según denunciaron los sindicalistas.

Néstor Marcolin, otro de los delegados contó a Télam que “no sólo nos matan un compañero por falta de seguridad (en relación al fallecido David Ramallo), sino que después se burlan generando los incidentes que generaron el año pasado, y trascartón, no solo no toman medidas de seguridad sino que despiden a 10 compañeros con la excusa de que generaron actos de vandalismo. Uno de esos 10 despidos se efectivizó hoy”, dijo por ayer.

La empresa, por su parte, confirmó en un comunicado la sanción a “diferentes choferes y delegados que atacaron a personal administrativo y produjeron destrozos el año pasado” causa que se encuentra “en el ámbito judicial”.

La empresa justificó los despidos en la necesidad de “encuadrar el funcionamiento de la empresa” y para “defender el trabajo de otros 950 empleados” y “el patrimonio” empresario, argumentando la participación de los empleados cesanteados en “hechos violentos y actos de vandalismo”.

Marcolin admitió que los hechos se generaron como consecuencia de “la burla que sufrimos de parte del personal administrativo al momento de enterarnos de la muerte de nuestro compañero que había sido trasladado al hospital. Burlas que hizo el mismo personal administrativo que falseó la documentación en el momento del hecho para que la empresa pague más barato el canon”.

Hoy al mediodía, los trabajadores realizarán una nueva asamblea aunque sin mayores expectativas pues desde que comenzaron las medidas de fuerza, “no” tuvieron “ninguna” comunicación con los referentes empresariales.

La conciliación obligatoria que siguió al incidente finalizó el 22 de febrero último, tras lo cual se abrió una conciliación voluntaria que concluyó sin éxito el lunes uiltimo cuando se interrumpieron las conversaciones.

La línea 60 posee 19 ramales que transportan diariamente unos 250.000 pasajeros entre sus terminales ubicadas en la ciudad de Buenos Aires y los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

Fuente: Télam

Etiquetas: Transporte. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados