Caso Melina: piden que Chavito y Narigón sigan con prisión preventiva

Lo solicitó la fiscal Billone. Ambos están acusados por matar a la adolescente de 17 años para ocultar que la violaron. En cinco días el juez decide



No Banner to display

Lo solicitó la fiscal Billone. Ambos están acusados por matar a la adolescente de 17 años para ocultar que la violaron. En cinco días el juez decide




La fiscal basó su pedido de prisión preventiva especialmente en la declaración de la testigo más importante que tiene la causa, en los resultados preliminares de la autopsia y en otras pruebas indiciarias que comprometerían a los dos imputados.

En su solicitud, Billone remarcó el “grado de violencia” ejercido sobre la víctima, que fue golpeada y abusada por tres personas, y destacó que se encontraba en “estado de indefensión”.

En base a los estudios complementarios, la fiscal cree que la causa de la muerte pudo ser la asfixia, aunque resta el resultado de los análisis toxicológicos y otros para seguir sumando pruebas.

La menor de 16 años que se constituyó como la testigo clave, declaró que el sábado 23 de agosto Melina fue al boliche “Chankanab” de San Martín y que, al amanecer del domingo, la pasaron a buscar en un auto viejo donde estaban la víctima, Joel, Elías, el adolescente de 16 años que también está preso en la causa y otro hombre que no conocía.

La joven sostuvo que desde una semana antes, Joel le venía contando que estaban planeando “tener una fiesta con Melina y drogarla” y que vio que en el vehículo había pastillas en una botella, marihuana y cocaína.

La chica aseguró que en el auto fueron hasta un templo umbanda con los mismos jóvenes y que allí estaba un tal “César”, a quien conocía como “pai” o “padre del corazón” del menor de los jóvenes.

Relató que en la habitación de ese hombre tomaron alcohol, se drogaron y bailaron y que “César” “iba y venía” del lugar.

Luego, siempre según la testigo, vio que ataron a Melina, le pusieron una bolsa en la cabeza cuando todavía respiraba y la colocaron en una bolsa para trasladarla en auto hasta el arroyo Morón, donde dejaron su cuerpo.

Mientras tanto, el Pai César, señalado por la testigo como el dueño de la casa donde se cometió el crimen y como el que maneja el auto con el cual descartaron el cuerpo de la víctima, continúa detenido. su situación se deberá definir en dos semanas. Mientras tanto, continúa en prisión preventiva.

Fuente: minutouno.com