Santa Fe: acusan a profesores de violar y embarazar a joven con síndrome de Down

Familiares de la adolescente, de 18 años, denuncian que el abuso sexual fue dentro de la escuela especial a la que la víctima asistía



No Banner to display

Familiares de la adolescente, de 18 años, denuncian que el abuso sexual fue dentro de la escuela especial a la que la víctima asistía




La grave y dolorosa historia de Rocío, de 18 años, mantiene aterrados a los tantos padres de chicos con síndrome de Down que asisten a la escuela especial N° 1429 “Sara Faisal” en Santa Fe porque allí, donde se supone que los alumnos deberían ser acompañados y protegidos, fue donde ocurrió lo peor. Profesores de esa institución fueron denunciados por abusar sexualmente de la joven y dejarla embarazada, además de forzar a uno de sus compañeritos a participar de las sesiones de sexo que fueron constatadas en la pericias médicas.

Mariela Villaverde, de 32 años, es la hermana de Rocío y quien lleva adelante este reclamo de Justicia ante el cual –según afirma- la institución apaña mediante el silencio y encubrimiento de los docentes supuestamente involucrados. Fue ella quien a fines del año pasado intuyó que algo no andaba bien. Rocío tenía continuas crisis de angustia, llanto y desconcierto. De jugar con las muñecas y sonreír, pasó a estar siempre triste. Pero nadie del entorno familiar supuso semejante horror hasta que en diciembre de 2014, se enteró que su hermana estaba embarazada.

“El problema es que no le dan valor a su testimonio. Su palabra no vale y todo sigue impune. Lo que se está quebrando es el silencio, porque mi hermana empezó a contar lo que pasaba en la institución cuando le dijimos que ya no iría nunca más. Es que tenía miedo. La aislaban, para amenazarla, sujetarla y violarla. Todo este horror ocurrió durante el ciclo lectivo del año pasado. Se aprovechaban de su vulnerabilidad”, explicó.

Mariela no puede creer que la institución mantenga el silencio y haya cortado todo tipo de comunicación con su familia: “Lo único que hicieron (las autoridades) fue publicar una pequeña solicitada, diciendo que nos apoyaban y estaban a nuestra disposición. Todas mentiras. Están tapando la verdad, escondiendo a los responsables. Lo peor es que son abusadores perversos que continúan trabajando con chicos, que están en verdadero riesgo”.

Su preocupación no se centra solo en la salud de Rocío, sino que –lamenta- hay muchos chicos que están en riesgo y expuestos a que les pueda pasar lo mismo. “La criatura obligada a participar, los cómplices y autores directos siguen adentro de la escuela. Son dos los docentes en la mira”, detalló.

Si bien cuenta con el apoyo de amigos y vecinos, Mariela encara sola la lucha por la dignidad de su hermana. Y reconoce que desde que hizo público el caso vía Facebook cuenta con más apoyo de la gente. “Esto es muy grave. Por eso decimos que no podemos esperar a que nazca la criatura y hacer un ADN. Esto fue una violación y que se repitió durante mucho tiempo. Los estudios indicaron que los abusos son de larga data”, explicó la mujer.

La Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) solicitó a la Justicia que “trabaje firmemente para esclarecer el caso de Rocío”. La denuncia fue radicada en la Fiscalía Regional N° 1 a cargo de la fiscal Milagros Parodi. “Necesitamos que escuchen a mi hermana. No le dan valor a lo que cuenta porque tiene Síndrome de Down. Decimos basta de discriminación y basta de impunidad para los abusadores”, dijo.

Mariela expresó que, a pesar de la desgracia, Rocío está feliz con el bebé y seguirá adelante con la gestación. “Ella tuvo que madurar de golpe con todo esto. Estaba en su mundo de juegos, con muñecas y ositos. Ahora se toca la panza, y es un cachetazo que le da al mundo. Ama a su bebé. Y sabe perfectamente que la criatura llegó porque le hicieron daño. Tuvo muchísimas crisis, episodios de profunda angustia, y no sabíamos por qué. Era porque la abusaban en su escuela”, lamentó.

Fuente: Infobae