La OEA emplazó a Maduro a cancelar las polémicas elecciones presidenciales

Considera que no hay garantías para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble". La resolución fue avalada por 19 miembros, entre ellos Argentina.



No Banner to display

El presidente venezolano Nicolás Maduro sufrió un duro revés. La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó esta tarde una resolución que emplaza a Caracas a cancelar las elecciones presidenciales del 22 de abril próximo, por considerar que no hay garantías suficientes ya que proscribieron a los principales opositores y no hay veedores internacionales independientes.

El texto salió adelante, pese al rotundo rechazo de Venezuela y Bolivia a que se celebrara la reunión, por 19 votos a favor, 5 en contra, 8 abstenciones y dos ausencias.

Entre los que votaron positivamente la resolución figuran Argentina, Bahamas, Santa Lucía, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Jamaica, México, Paraguay, Uruguay y Perú.

En contra se pronunciaron Venezuela, Bolivia, Surinam, Dominica y San Vicente y las Granadinas.

Se abstuvieron Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Haití, República Dominicana, Belice, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago.

En la resolución aprobada, los países “consideran” que la convocatoria de comicios presidenciales para el 22 de abril “imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles de conformidad con las normas internacionales”.

Resuelven, así, “exhortar al Gobierno de Venezuela a que reconsidere la convocatoria prematura de elecciones presidenciales y presente un nuevo calendario electoral que haga posible la realización de elecciones con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble”.

Además, piden que las elecciones “incluyan la participación de todos los partidos y actores políticos venezolanos sin proscritos de ninguna clase”, “observadores internacionales” y “un Consejo Nacional Electoral cuya composición garantice su independencia y autonomía”.

Para su aprobación, la resolución necesitaba el apoyo de al menos 18 países de la OEA, la mayoría simple de los 35 Estados miembros.

El viceministro de Venezuela para América del Norte y representante en la ONU, Samuel Moncada, acudió a la OEA para protestar por esta sesión al considerar que tiene como “único propósito linchar a Venezuela”. “Es un intento de encender la violencia en nuestro país”, afirmó.

 

Fuente: Clarín


Articulos relacionados