Usan comunicación entre autos para bajar el estrés que causa buscar estacionamiento

Gracias a los sensores para estacionar, los vehículos crean mapas que muestran si los lugares disponibles están libres u ocupados.



No Banner to display

El crecimiento de las ventas de autos nuevos es un fenómeno mundial. Cada año se superan los récords de registros de vehículos cero kilómetro. Se estima que en 2017 un total de 86,05 millones de unidades se incorporaron al mercado en todo el planeta, según datos de Jato Dynamics. Pero las infraestructuras de las ciudades no avanzan con la velocidad que lo hacen las ventas.

Uno de los mayores problemas que están enfrentado los centros urbanos tiene que ver con la poca capacidad de poder albergar a tantos vehículos. Y afecta no sólo a los desplazamientos sino también a las probabilidades cada vez más bajas de encontrar lugar para estacionar.

Los autos comparten la información entre sí a medida que se mueven por las zonas de libre estacionamiento.

De acuerdo con un nuevo estudio encargado por Ford, los conductores británicos pueden perder, en promedio, más de un día al año buscando espacios de estacionamiento. Es por eso que la marca del óvalo participa de un proyecto para el desarrollo de una tecnología que sea capaz de reducir el estrés y la pérdida de tiempo en la búsqueda de lugares para estacionar.

La nueva tecnología que se utiliza para esta prueba muestra un mapa de espacios disponibles de “fuentes múltiples”, específicamente en estacionamientos formales. La idea forma parte de un programa, denominado Autodrive UK, patrocinado por el gobierno británico y requirió una inversión de 20 millones de libras.

Las pruebas están siendo realizadas en las calles y estacionamientos de Milton Keynes, una ciudad ubicada a 70 kilómetros de Londres. Esta nueva tecnología funciona a partir de los datos que arrojan los sensores ópticos que traen los vehículos, que permiten realizar un mapa de calor del lugar mientras se movilizan dentro de un estacionamiento.

Esa información se envía de un vehículo a otro (abreviada como V2V, por su denominación en inglés Vehicle to vehicle) y de los vehículos a la infraestructura (V2I). De esta manera, el conductor puede visualizar en la pantalla de la consola central en dónde se encuentran los espacios disponibles.

El aspecto interesante de este sistema es que no es necesario instalar sensores extra de estacionamiento, sino que se utilizan los sensores existentes en los vehículos para mapear el estacionamiento a medida que los vehículos circulan por él.

Otras ideas ya presentadas por Ford y sus socios dentro del programa Autodrive, incluyen sistemas de alerta para facilitar el paso de vehículos de emergencia, y alerta de autos parados o lentos por delante, que pueden estar escondidos por una curva.

Fuente: Clarín 

Etiquetas: Noticias, Tecnología. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados