Una participante de Bake Off estuvo involucrada en un accidente vial en 2017 donde murió un hombre: la causa por “homicidio culposo” continúa abierta

Se trata de Samanta Casais, finalista del certamen de cocina.

 


No Banner to display

En los últimos días, circuló la información de que una de las participantes de “Bake Off”, Samanta Casais, quedó involucrada en un accidente de tránsito ocurrido en noviembre de 2017, el cual provocó la muerte de Alfredo Olguín de 74 años, quien viajaba en una moto. La denuncia contra la joven pastelera la realizó la hija de la víctima, Lorena Olguín. Según se detalla en la acusación, la cocinera manejaba el auto que al momento del siniestro vial, estaba estacionado en la banquina de la autopista.

Sobre este episodio y sus consecuencias habló Lorena: “Tuvimos varios problemas porque ella dijo que fue mi papá el que se la llevó puesta, pero en las grabaciones y fotos de la autopista 25 de Mayo se ve que ella amagó con salir con el auto justo cuando venía mi papá y ella se lo come en una curva a unos 500 metros de la cancha de Vélez. Ella se cruzó del cuarto carril a la banquina porque reventó una cubierta”.

En diálogo con “Informados de todo”, la hija del hombre fallecido explicó: “La causa continúa abierta porque Samanta no cumplió con la tarea comunitaria -realizar un curso viral durante tres meses- y a la espera del resarcimiento económico”. En ese sentido, expresó que, luego del accidente, a la participante del certamen de cocina “le retiraron el registro, pero el resarcimiento nunca lo hizo, que encima fue por monedas… No tiene precio la vida de mi padre. A mí esto me revuelve muchos sentimientos. Esta persona vio a mi padre tirado en la autopista y ni siquiera se bajó del auto”.

El hombre que recibió el impacto quedó en coma por un par de meses antes de morir. En ese tiempo, Lorena indicó que tuvo un encuentro con Samanta. “La cité en el hospital los primeros días de enero. Ahí me contó todo esto: que la Policía sospechó que el auto podía ser robado porque no estaba a nombre de ella, y ni siquiera tenía la cédula azul. Ni el seguro estaba a su nombre. El auto era de una amiga de ella y me contó que tenía cinco tortas en el asiento de atrás para entregar. Tenía miedo de que se pudrieran. Estaba más preocupada por eso que por la vida de mi padre”, precisó.

“Lo que más me indigna de esta situación es la poca empatía de estas dos personas (Samanta y su novio) porque su pareja la apoya. Todo surgió porque me enteré que no fui la única estafada, mi hijo vio en las redes que ella había estafado a un familiar”,  sentenció Lorena Olguín.

 

Fuente: HaceInstantes.com

Etiquetas: Crimen, Destacado, Espectáculos, Noticias, Sociedad. Bookmark the permalink.