Una muerte dudosa y varios interrogantes: cómo fue la extraña relación de pareja de Carlo Di Domenico y el detenido Juan Manuel Campillo

En las últimas horas el juez Claudio Bonadío ordenó la detención del viudo del modisto, en la causa por los cuadernos de la corrupción



No Banner to display

Carlo-Di-Domenico-y-el-detenido-Juan-Manuel-Campillo

Lejos de los medios, pero también de su familia y amigos, el 16 de mayo de este año murió el diseñador Carlo Di Domenico. En la soledad de Rosario, su partida aparentemente a causa de una dura enfermedad, abrió muchos interrogantes, especialmente en torno a su relación con quien era su marido desde el 2010, el ex funcionario kirchnerista Juan Manuel Campillo, detenido en las últimas horas por la causa de los cuadernos de la corrupción.

Se podría decir que la historia de amor el diseñador y el político fue a primera vista. Se conocieron en un evento en el 2010 y de ahí en más no se separaron hasta la muerte del modisto. Lejos de los flashes, firmaron la libreta roja, superaron una fuerte crisis que casi termina en divorcio y se recluyeron juntos en Rosario.

Todo empezó en el 2010, en la gala solidaria de Fundaleu, la cena en la que los famosos se visten de mozos para juntar fondos para la lucha contra la leucemia. El flechazo fue tal, que solo en un par de meses la pareja ya estaba conviviendo.

Sin embargo, recién un año y medio después se dejaron ver en público. Fue en un evento en Punta del Este: “Soy Juan Manuel, sin apellido, como Sandro”, se había presentado en ese entonces el ex ministro de Economía de Santa Cruz, esquivando las preguntas de los periodistas.

En total hermetismo y lejos de la familia del diseñador, en el 2012 la pareja firmó la libreta roja. Es que el entorno del hombre que supo vestir a las estrellas del país no estaba de acuerdo con la unión, lo que le significó un distanciamiento con sus hijos Carla y Stéfano.

Al comenzar su relación, ambos se estaban separando de sus anteriores parejas. Carlo venía de estar trece años junto con el diseñados César Juricich, con quien también fue  socio y terminó de manera conflictiva.

Anteriormente Di Domenico había estado casado con la mamá de sus hijos, Susana Ortiz. Fue con ella con quien comenzó a incursionar en el  mundo de la moda hasta hacerse un nombre reconocido gracias a vestir a las figuras más importantes de los ’80 y ’90, entre ellas Mirtha Legrand, Susana Giménez y Teté Coustarot.

Durante los ocho años que duró la pareja Campillo – Di Doménico casi no se los vio juntos y de a poco el diseñador se fue alejando de los flashes. Una crisis de pareja en el 2017 casi termina en divorcio, pero lograron superarlo. Para ese entonces, además de los bienes que tenían en común, habrían sido socios en el local de ropa de Punta del Este que el modisto tenía.

El 16 de mayo de este año la fatal noticia sacudió a todos en el mundo de la moda. Carlo Di Domenico había muerto en Rosario, a los 66 años. Según se dijo en ese momento, desde hacía meses que luchaba contra una dura enfermedad. A pesar de ello, sus amigos se sorprendieron ya que él en ningún momento había contado sobre sus dolencias, incluso muchos de ellos ni siquiera sabían que vivía en Santa Fe.

A los pocos días de la partida de su padreStéfano realizó una denuncia ante la Justicia para que se investiguen las causas de la muerte de Carlo. “Estiman en el núcleo familiar que no fue de forma natural el deceso de su progenitor”, rezaba el escrito policial.

De inmediato el juzgado en lo Criminal y Correccional N° 58 a cargo de María Rita Acosta notificó al Cementerio de la Chacarita que no se cremara el cuerpo y que se procediera a la entrega del mismo para hacer los análisis solicitados.

“Ya no era el Carlitos que conocimos todos, estaba muy triste, muy deprimido”, dijo Graciela Romanella, una ex empleada del diseñador semanas después del deceso en diálogo con Incorrectas. “En varias oportunidades me llamó para que vaya a su casa para darme directivas y charlar un poquito con él, lo veías en pijama, mal, despeinado. Pero no pedía ayuda porque estaba como dopado”, agregó.

Además, dijo  que varias clientas también le habían mencionado que creían que a Carlo le “mezclaban las pastillas”: “Me decían ‘lo están medicando al revés, se las están dando mal (las pastillas)'”. De esta manera, las sospechas de la ex empleada sobre las causas de la muerte se sumaron a las de Stéfano.

Fuente:Infobae