Un sobrino de Diego Maradona, la última persona que lo vio con vida

Johnny Espósito fue el único familiar que se encontraba con Diego la noche anterior a su muerte



No Banner to display

Uno de los sobrinos del exfutbolista Diego Armando Maradona fue la última persona que lo vio con vida en la noche del martes en la casa del barrio privado San Andrés de Tigre, horas antes de su muerte.

Se trata de Jonatan –Johnny- Espósito, hijo de María Rosa, “Mary”, hermana de Diego, quien, de acuerdo con un comunicado difundido por la Fiscalía General de San Isidro, vio a Maradona con vida a las 23 del martes y fue la última persona del entorno en hacerlo.

El dato surge de acuerdo con las declaraciones testimoniales realizadas en sede judicial por Espósito, la cocinera conocida por su apodo “Monona”, la médica psiquiatra y un vecino que es médico y que colaboró con la tarea de reanimación antes de la llegada de los otros profesionales.

En el comunicado de la fiscalía se indicó que al momento del fallecimiento “se encontraban en la casa su sobrino, su asistente, un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera“.

Según consta en el comunicado, pasadas las 11.30 del miércoles, el psicólogo Carlos Díaz y la psiquiatra de Maradona, llamada Agustina Cosachov, llegaron a la propiedad y fueron los primeros en ingresar a la habitación de la planta baja de la casa ubicada en el barrio privado San Andrés, del complejo Villanueva, en el partido bonaerense de Tigre.

De acuerdo con el comunicado, “se dirigen verbalmente, pero Diego Armando Maradona, que aparentaba estar dormido, no respondía. Por lo que son convocados el sobrino y el asistente quienes lo intentan despertar y sin observar, en principio, la existencia de signos vitales requieren la presencia de la enfermera y la psiquiatra quienes le realizan maniobras de RCP infructuosas“.

Por este motivo, solicitaron la presencia de ambulancia y en esas circunstancias acudió a la vivienda un médico cirujano que vive en el mismo barrio cerrado, quien continuó con las maniobras de reanimación.

Posteriormente, ya con el arribo de las ambulancias, el médico clínico de una de las prestadoras le aplicó ampollas de adrenalina y atropina a Maradona, hasta que finalmente constató su muerte a las 13.20.

Fuente: Minuto Uno