Túneles renovados, andenes más anchos y nuevo acceso: avanza la obra debajo del Obelisco para facilitar la conexión de los subtes

Es para ampliar y modernizar el Nodo Obelisco, que conecta las líneas B, C y D. Por allí confluyen a diario unos 310 mil pasajeros



No Banner to display

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, supervisó este lunes al mediodía las obras de la Central Obelisco, que facilitarán la combinación de las líneas B, C y D del subte y mejorarán la accesibilidad.

Se trata de una de las obras de infraestructura más importantes de la Ciudad, que permitirá una circulación más fluida entre los 310.000 pasajeros que confluyen a diario por debajo de la Avenida 9 de Julio.

El llamado “Nodo Obelisco” es el punto más conflictivo de la red, porque fue construido en la década del 30, cuando la cantidad de pasajeros era mucho menor. En este nodo funcionan las estaciones Carlos Pellegrini, de la línea B, que tiene 340 mil pasajeros por día; Diagonal Norte, de la línea C, con 200 mil usuarios por jornada, y 9 de Julio, de la D, que traslada a 310.000 viajeros.

Para facilitar la circulación de los pasajeros, actualmente se está construyendo otra entrada sobre la calle Sarmiento al 800 -entre Suipacha y Esmeralda- que tendrá empalmes con el andén Catedral de la línea D y el andén Constitución de la línea C.

Uno de sus objetivos primordiales es eliminar el problema de que para vincular la línea C y la B hay caminar por el andén de la D.

Con la optimización de la infraestructura existente, la calidad de viaje diaria va a incrementarse. Por eso, aseguran que cuando finalicen las obras, los usuarios de la Línea D van a viajar más rápido, ya que el recorrido desde la estación Congreso de Tucumán a Catedral va a durar 22 minutos y 15 segundos en vez de los 26 minutos actuales.

Fuente: Infobae



Articulos relacionados