Tucumán: amenazan a una médica que practicó un aborto a una niña abusada

Un equipo de médicos llevó adelante un aborto de los denominados “no punibles”a una menor de 11 años abusada en el Hospital Nicolás Avellaneda, de San Miguel de Tucumán. Desde que practicaron el aborto, las intimidaciones, mensajes por Whatsapp y amenazas no cesan. La ginecóloga infanto-juvenil Fabiana Reina fue hostigada por realizar el procedimiento, que es legal […]



No Banner to display

Un equipo de médicos llevó adelante un aborto de los denominados “no punibles”a una menor de 11 años abusada en el Hospital Nicolás Avellaneda, de San Miguel de Tucumán. Desde que practicaron el aborto, las intimidaciones, mensajes por Whatsapp y amenazas no cesan.

La clínica se autodenomina como un lugar “objetor de conciencia institucional”, pero algunos profesionales que trabajan allí no están de acuerdo con esa decisión que tomaron las autoridades del centro de salud.

Desde 1921, la interrupción del embarazo es legal en los casos de peligro para la vida o de la salud de la mujer, en situaciones de violación, o de “atentado al pudor de mujer demente o idiota”.

Como la mayoría de los casos se judicializaban, la Corte Suprema de Justicia dictó en 2012 una sentencia en la que estableció que toda mujer embarazada como resultado de una violación tiene derecho a acceder a un aborto no punible “sin importar su capacidad intelectual, sin requerirse autorización judicial previa para acceder a la práctica y sin que exista obligación de realizar la denuncia penal del delito sino que basta con completar una declaración jurada en la que la mujer víctima de una violación manifieste que el embarazo es producto de ese delito”.

Fuente: La Nación



Articulos relacionados