Surge entre los “verdes” un plan de emergencia

Conscientes de que enfrentan un escenario adverso en el Senado , los promotores de la legalización del aborto pusieron en marcha ayer un plan de emergencia: si la reforma es rechazada, los senadores que respaldan el proyecto intentarán que en la misma sesión se trate una iniciativa que despenalice a la persona que aborta. La diferencia entre una figura […]



No Banner to display

Conscientes de que enfrentan un escenario adverso en el Senado , los promotores de la legalización del aborto pusieron en marcha ayer un plan de emergencia: si la reforma es rechazada, los senadores que respaldan el proyecto intentarán que en la misma sesión se trate una iniciativa que despenalice a la persona que aborta.

La posibilidad de apostar por la despenalización se fortaleció ayer después de que la senadora Lucila Crexell (MPN), que había anunciado que hoy se abstendría, presentó un proyecto que despenaliza el aborto hasta la semana 12. En paralelo, se analiza un proyecto de Omar Perotti (Justicialista-Santa Fe), quien no anticipó su voto. Propone reducir la pena para las mujeres que abortan sin causales y convertir en ley el protocolo de aborto no punible surgido del fallo “F.A.L.”, de la Corte, que habilita la interrupción del embarazo en los casos de violación, riesgo de vida de la mujer e inviabilidad de vida extrauterina.

Sin embargo, cerca del jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto , restaron peso a la opción de despenalización. Dijeron que trabajará para aprobar la legalización y que no hará nada que debilite el reclamo de las mujeres.

Si pasara, ese dictamen se trataría después de someter a votación la media sanción de Diputados. Si se aprobara como una modificación del proyecto original, regresaría a la Cámara baja. Los diputados que votaron la legalización están dispuestos a aceptar cambios introducidos por el Senado. En caso de que no se presente ningún dictamen, el proyecto de despenalización deberá tratarse sobre tablas, como una iniciativa independiente. El tratamiento debería ser habilitado por dos tercios de los senadores presentes.

Fuente: La Nacion 

Etiquetas: Destacado, Noticias, Política. Bookmark the permalink.