Suman al hijo de Lázaro Báez al juicio de obra pública que enfrentará Cristina Kirchner

Martín Báez será juzgado en la causa por las irregularidades en la adjudicación de proyectos a Austral Construcciones; el proceso comienza el 21 de mayo.



No Banner to display

Cuando faltan menos de dos semanas para que comience el primer juicio contra Cristina Kirchner por la causa conocida como Vialidad, el juez Julián Ercolini elevó a juicio la segunda parte de esa investigación sobre las irregularidades en la adjudicación de obras públicas a Austral Construcciones en la provincia de Santa Cruz.

Se encuentran implicados en este tramo uno de los hijos de Lázaro Báez , Martín Báez, los exfuncionarios de Vialidad Sergio Passacantando y Sandro Férgola, y otros acusados que participaron de la estructura armada para direccionar las licitaciones, como los exgerentes de la Dirección Nacional de Vialidad Gustavo Gentili y Fernando Abrate, el empresario Carlos Joaquín Alonso, Jorge Gregorutti, el ex presidente de Austral Construcciones Julio Mendoza, el contrador Fernando Butti y la accionista y expresidenta de la constructora Kank y Costilla, Myriam Costilla.

Según sostuvo el fiscal Gerardo Pollicita en su pedido de elevación a juicio, la asociación ilícita -por la que ya se encuentran procesados Cristina Kirchner y el exministro Julio De Vido – se sostuvo entre el 8 de mayo de 2003 y el 14 de diciembre de 2016, y tuvo por finalidad “la comisión de múltiples delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de millonarios fondos públicos”.

“Para lograr sustraerlos -sostuvo el fiscal- los miembros de esta organización, como uno de sus planes delictivos, instrumentaron una compleja maniobra de corrupción perpetrada dentro de la administración pública, en la que una estructura permanente y coordinada de personas -funcionarios públicos y empresarios- logró, por medio de la defraudación al Estado nacional a través de la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz, obtener un beneficio económico millonario”.

Favoritismo con Lázaro Báez:
Los acusados en este tramo habrían otorgado un trato preferencial en favor de las empresas de Báez, en las instancias administrativas que tenían a su cargo el otorgamiento de los respectivos contratos, el control y la supervisión de tales obras y el libramiento de los pagos correspondientes; que les significó “la obtención de un rédito económico indebido y, paralelamente, un perjuicio patrimonial multimillonario al Estado nacional”.

El primer tramo de la causa, que ya fue elevado a juicio, que comenzará el 21 del actual, incluye a la expresidenta Cristina Kirchner, al exministro de Planificación Julio De Vido, al empresario Lázaro Báez -que afronta actualmente el juicio por lavado de dinero-, a José López, Carlos Kirchner (primo del expresidente) y su excontador Víctor Manzanares.

Fuente:

La Nación