Sobrero pidió “echar al gobierno de Macri”

Mientras la conducción de la CGT llamó a un paro nacional sin movilización, desde el sindicalismo combativo y la izquierda se realizaron hoy acciones de lucha para darle un carácter activo a la medida de fuerza. En ese sentido, hubo marchas con cortes de rutas y calles a lo largo de todo el país, con fuertes críticas […]



No Banner to display

Mientras la conducción de la CGT llamó a un paro nacional sin movilización, desde el sindicalismo combativo y la izquierda se realizaron hoy acciones de lucha para darle un carácter activo a la medida de fuerza. En ese sentido, hubo marchas con cortes de rutas y calles a lo largo de todo el país, con fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri y a la “burocracia sindical” de la central obrera. El pedido: un plan de lucha de 36 horas con movilización a la Plaza de Mayo.

“Queremos desde este acto felicitar a todos los trabajadores que dieron muestra de la combatividad”, dijo al minuto de agarrar el micrófono. “Esto no era un paro dominguero. No entienden porque paramos miren. Hay motivos para parar, hay motivos de sobra y por eso estamos acá en el Obelisco”, aclaró el dirigente sindical contra las críticas de otros sectores por la movilización.

A las seis de la mañana, los manifestantes se plantaron los en distintos accesos a la Ciudad de Buenos Aires para realizar los cortes ya anunciados y así subir la temperatura de la protesta. Con banderas y pecheras armaron filas para frenar -por momentos casi totalmente- el tráfico en el Puente Pueyrredón, en el acceso oeste a la altura del Hospital Posadas, en la Avenida General Paz y Constituyentes cerca del INTI, en la Panamericana y 197 y en el Obelisco. Cada punto contó con la presencia de un fuerte operativo de efectivos de las fuerzas federales, según informó la misma ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Los paros no son para quedarse en la casa. Tiene que haber un plan de lucha continuada y necesitamos mostrar que hay salida de la crisis. Hay que ajustar a los que hoy nos están ajustando. La plata que va a traer el fmi va a ser solucionar los problemas de los especuladores. Podemos vivir con lo nuestro. Hace falta otro dirigencia sindical y otra dirigencia política”, sentenció Alejandro Bodart, referente del MST.

Fuente: La Nación



Articulos relacionados