San Clemente: cayó el parante de una carpa y le fracturó la cabeza a un nene

La familia del chico de 10 años denuncia irregularidades en el balneario



No Banner to display

Las vacaciones en la Costa de una familia de José León Suárez casi terminan en tragedia: el viento tiró el parante de una carpa que habían alquilado en un balneario de San Clemente y cayó sobre la cabeza de Tomás Campero, de 10 años, quien sufrió fractura de cráneo. Está fuera de peligro.

El hecho ocurrió el último domingo por la mañana en el balneario Punta Ignacio, ubicado en la Calle 27 y la avenida Costanera, donde la familia del menor había decidido alquilar una carpa por un día. “Cuando llegamos a la carpa vimos que el tirante que sostiene los toldos estaba tirado sobre la arena. Pasaron dos empleados del lugar y lo volvieron a colocar, como encastrado así nomás”, contó Gloria, la mamá del nene.

En diálogo con el canal Todo Noticias, la mujer explicó que, una hora más tarde, “un vientito” tiró el parante de madera, de unos dos metros de largo, que se desplomó sobre la cabeza del chico. “La primera atención la hicimos nosotros. Pedimos hielo en el balneario y lo llevamos al hospital de San Clemente, donde le hicieron una radiografía. Tenía dos fracturas en la zona occipital”, agregó Gloria.

Tomás fue derivado más tarde al hospital de Mar de Ajó, adonde recibió una atención más específica: “Estuvo dos días internado. Ahora está bien, estable. Deberá hacer vida tranquila por dos meses, con chequeos periódicos para ver cómo va soldando el hueso”.

Mientras la mamá y la tía de Tomás se encargaban de acompañarlo en el hospital, su abuela volvió al balneario para reclamar la documentación del local y el seguro para accidentes. Según denunciaron después en la comisaría de San Clemente, el encargado les dijo que no tienen seguro y que su habilitación es “provisoria”.

“No se quieren hacer cargo de nada. Ni siquiera nos dieron una factura por el alquiler de la carpa. Ante la emergencia hicieron desaparecer la planilla de AFIP y el encargado desapareció. Y ahora el balneario está abierto como si nada hubiera pasado”, señaló Gloria, indignada.

Según trascendió, a raíz de la denuncia ya se inició una investigación por el hecho y la Policía ya hizo un primer peritaje en el lugar.

Fuente: clarín