Robert Pattinson recibe un polémico premio en el Festival de Karlovy Vary

REPÚBLICA CHECA (Karlovy Vary) – Cuando esta noche el actor Jiri Bartoska entregue el premio Presidente del Festival, la ciudad de Karlovy Vary marcará el punto culminante de su glamoroso festival de cine con una ceremonia de clausura que, de manera envidiable, tendrá en el británico Robert Pattinson como depositario de ese galardón de puro cristal de […]



No Banner to display

REPÚBLICA CHECA (Karlovy Vary) – Cuando esta noche el actor Jiri Bartoska entregue el premio Presidente del Festival, la ciudad de Karlovy Vary marcará el punto culminante de su glamoroso festival de cine con una ceremonia de clausura que, de manera envidiable, tendrá en el británico Robert Pattinson como depositario de ese galardón de puro cristal de Bohemia y así, la gran estrella de Hollywood se añadirá a la larga lista que el año pasado había sumado por su parte a Jeremy Renner en su paso por la alfombra roja del máximo encuentro de cine de la región.

¿Pero merece Robert Pattinson un premio así? A juzgar por su fama mundial, es indudable dado que desde su debut en 2004 interpretando a Cedric Diggory en Harry Potter y el cáliz de fuego (donde es elegido campeón de Hogwarts para el torneo de los Tres Magos donde también Harry participa y en el que Cedric muere), comenzó a transitar el camino a la fama. En esos años también compartió el set con el legendario Max von Sydow en Dark Kingdom: The Dragon King, la miniserie enclavada en la fantasía nordica dirigida por Uli Edel. Pero será entre la muerte de su personaje de Cedric y su reaparición como flashback en Harry Potter y la orden del Fénix a mediados de 2007, cuando tendrá lugar la reactivación de un proyecto que, estrenado mundialmente el 21 de noviembre de 2008, cambiaría el horizonte del actor para siempre, la saga Crepúsculo. En Crepúsculo Pattinson encarna al vampiro adolescente Edward Anthony Masen Cullen, que nació el 20 de junio de 1901 y fue convertido en vampiro en la agonía de la epidemia de Gripe española de 1918. Si bien desde un comienzo Kristen Stewart fue seleccionada por Catherine Hardwicke como la enamorada heroína humana no ocurrió lo mismo con Pattinson que debió superar un casting de 5000 mil actores y a la propia Stephenie Meyer que veía a Henry Cavill como un mejor vampiro.

¿Pero merece Robert Pattinson un premio así? Tal fue el impacto del galán vampiro que opacó la búsqueda de una evolución actoral por parte de Pattinson con papeles más desarrollados como el de Recuérdame, en 2010, que protagoniza y produce con un elenco que destaca a nombres afirmados en el panorama de Hollywood como Pierce Brosnan, Chris Cooper y Lena Olin. La crítica señaló su efectiva pareja romántica con Emilie de Ravin y la película tuvo incluso una crítica positiva del gran Roger Ebert. No fue exactamente la misma suerte que acompañó a Agua para elefantes, donde Pattinson encarnó a Jacob Jankowski, con una historia de amor ambientada entre elefantes de un circo con el trasfondo de la Gran Depresión de los ’30.

Si bien ya aquilata más de 30 roles estelares, y actualmente está rodando The King, producida por Netflix basada en Enrique IV y Enrique V de William Shakespeare donde también actúan Timothee Chalamet, Joel Edgerton y la hija de Johnny Depp, Lily-Rose Depp, seguramente esta noche cuando pise el escenario del Thermal para recibir su Globo de Cristal se repetirán aullidos adolescentes casi como el sonido de los lobos, aquellos rivales que terminaron siendo aliados en las luchas interminables de las más interminables vidas del vampiro, pese a que hay uno que ha intentado dentro y fuera de su rol más distintivo, ser diferente.

Fuente: La Nación



Articulos relacionados