Premios Tony 2018: dos argentinos ganaron, por “Angels in America” y “Once on This Island”

Son Ricardo Hornos y Diego Kolankowsky, respectivamente. La gran ganadora fue "The Band's Visit".



No Banner to display

Pasaron 25 años desde el estreno de “Angels in America”, y esta noche el Premio Tony al mejor revival de una obra fue para la versión que protagonizan Andrew Garfield y Nathan Lane, que cuenta entre sus productores al argentino Ricardo Hornos.

Y también el argentino Diego Kolankowsky, por el revival del musical “Once on This Island”, del que es productor, resultó galardonado.

En diálogo con Clarín, desde su butaca en el Radio City de Nueva York, Hornos dijo que “lo único que lamento es que Marianne Elliott no se llevara su tercer Tony, a la mejor dirección. Igualmente, el director de “Harry Potter and the Cursed Child”, que ganó, la reconoció, mencionándola como “la incomparable Marianne Elliott”.

Andrew Garfield también ganó el Premio Tony al mejor actor en una obra por su trabajo en “Angels in America”, el monumental drama de Tony Kushner sobre la vida y el amor en la década de los ’80.

Garfield interpreta a un joven gay enfermo de sida en la extensa reposición de siete horas junto a Nathan Lane. Garfield le dedicó el honor a la comunidad LGBTQ, que dijo luchó y murió por el derecho al amar. Dijo que la obra es un rechazo a la intolerancia, la humillación y la opresión.

Nathan Lane se sumó, ganando como mejor actor de reparto por la obra de Tony Kushner.

“The Band’s Visit” fue la gran ganadora. Obtuvo los premios a los mejores intérpretes en musical: Tony Shalhoub (lo curioso: su personaje no canta) y Katrina Lenk. Basada en la película del mismo título, la trama se centra en unos músicos egipcios que quedan varados en un pueblito en Israel. Transcurre durante una sola noche, en la que la banda modifica la existencia de los habitantes del pueblo.

La ceremonia, que se emite en directo por Film&Arts, podrá volver a verse, con subtítulos, el próximo sábado, a las 21 horas.

Lindsay Mendez obtuvo la estatuilla como mejor actriz en musical, por “Carousel”, que produce también Ricardo Hornos.

Y algo sucedido con lo que ocurrió con “Angels in America” sucedió en el apartado de obra de texto, ya que la legendaria Glenda Jackson (82 años) fue mejor actriz, por “Three Tall Women”. Y Laurie Metcalf lo obtuvo por la misma obra, como actriz de reparto.

“The Band’s Visit”, una de las obras favoritas, ganó el premio al mejor libro de musical. Y sumó mejor actor de reparto para Ari’el Stachel.

El premio a la mejor dirección en obra de texto fue para John Tiffany por “Harry Potter and the Cursed Child”. Lo curioso fue que, como era el cumpleaños de su novio, David, hice a todo el auditorio cantarle el Feliz cumpleaños.

La mejor obra fue “Harry Potter and the Cursed Child”.

Uno de los momentos más emotivos de la velada fue cuando el compositor Andrew Lloyd Webber (“Evita”) y Chita Rivera entregaron el galardón a mejor director en musical a David Cromer por “The Band’s Visit”, que comenzaba a perfilarse como la gran ganadora de la noche.

Los anfitriones Josh Groban y Sara Bareilles arrancaron la ceremonia con un dueto al piano de autoparodia para todos los perdedores allá afuera, incluidos ellos mismos.

Ni Bareilles ni Groban han ganado premios Grammy o Tony pese a haber vendido millones de álbumes y haber aparecido en Broadway. Hicieron de eso una graciosa canción.

“No olvidemos que el 90% de nosotros se irá con las manos vacías esta noche. Así que esto para las personas que pierdan /la mayoría de nosotros hemos estado en sus zapatos”, cantaron en un animado número musical inaugural. “Esto es para el perdedor dentro de ti”.

La gala de los Premios Tony será una especie de vuelta de triunfo para una temporada que marcó ingresos récord en Broadway de 1.700 millones de dólares, 17,1% más que el año previo. La asistencia a la Meca del teatro también subió 3,9%, a 13,79 millones.

 

Fuente: Clarín 



Articulos relacionados