Por qué comer chocolate todos los días hace bien

Llegó el invierno y el cuerpo reclama más calorías, una forma de estar más energizados para las exigencias diarias. Y el chocolate se convierte en un aliado ideal, con beneficios reconocidos a la salud.



No Banner to display

Es tan rico y pedido en el invierno que al aparecer con exceso en la dieta podría hacer subir de peso al desprevenido, entre otras desventajas. El chocolate es un alimento delicioso que, como todos, debe ser consumido con límites.

Pero el debate se instala cuando se lo asocia a la balanza. Es común creer que comer chocolate es caer en el inevitable e imperdonable pecado que destruye todas las dietas. Sin embargo, puede traer múltiples beneficios para la salud. En los últimos años, su consumo ha ido en aumento debido a la gran variedad de chocolates que presenta el mercado, atrayendo la mirada de los consumidos a diario.

Y es sabido que se come más en los meses de invierno, sobre todo en junio y en julio. Esto se debe a que al comer una porción el cuerpo aumenta su temperatura, lo que crea confort en los días y las noches fríos, lo que lo convierte en el “gustito” preferido después de la cena.

Fuente: Infobae

Etiquetas: Curiosidades, Noticias. Bookmark the permalink.