Polémico cambio en la entrega de planes sociales

El gobierno quitará el control de los fondos a movimientos piqueteros. Lo anunció la ministra Carolina Stanley



No Banner to display

Mientras las organizaciones de desocupados y trabajadores informales proyectan un nuevo espacio de lucha junto con los sindicatos más opositores, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, anunció una polémica medida que podría afectar a unos 260.000 beneficiarios de planes sociales.

De ese total, se calcula que unos 60.000 revistan en esas organizaciones. La decisión motivó un encuentro que, si bien estaba pautado, se realizó con apremio por los movimientos sociales, que pidieron dar marcha atrás y mayores explicaciones. “El encuentro fue bueno, pero seguiremos negociando la próxima semana” le dijeron a Crónica desde el ministerio, tras un encuentro de Stanley con Juan Grabois (CTEP) y Emilio Pérsico (Barrios de Pie).

El anuncio de Stanley, anticipando que para cobrar los 4.400 pesos de un plan hay que capacitarse, agrega un motivo crucial a la agenda piquetera. Es que las organizaciones sociales que agrupan a los beneficiarios reciben 12.000 pesos al año por cada plan, por concepto de logística y supervisión del beneficio.

Se calcula que los planes que darían de baja representan más de 700 millones de pesos. “Educación y trabajo son los pilares básicos para ayudar a una familia a salir de la situación de pobreza y detectamos que más del 60 por ciento no había terminado el colegio secundario, por eso queremos ayudarlos en este proceso, debido a que cualquier empleo pide que una persona haya terminado la secundaria”, explicó la ministra por radio Mitre.

Detalló también que se trata de una “actualización de datos de la gente que cobra planes sociales”. Según trascendió, se eliminarán los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen, que serán fusionados en el nuevo llamado Hacemos Futuro, el cual tiene como requisitos la Educación Formal Obligatoria y la Formación Integral.

Stanley, hasta ahora la única funcionaria del gabinete de Mauricio Macri con algún grado de aprobación de parte de la dirigencia social, dijo que la medida “no tiene que ver con ir en contra de nadie”. A su vez, el dirigente del Movimiento Evita y ex funcionario K Emilio Pérsico alertó por radio Continental que en el gobierno “pretenden que no haya más planes de trabajo, que haya planes de capacitación; cursos de dos o tres horas diarias, durante cuatro meses, y el resto del tiempo no hagas nada. Creen en la empleabilidad y en que el mercado va a resolver el problema”.

Según Pérsico, “creen que el Estado no tiene que generar empleo, sino generarles a los trabajadores empleabilidad y a los empresarios oportunidad. Los planes tienen sentido mientras el compañero trabaje”, afirmó Pérsico.

 

Fuente: Crónica



Articulos relacionados