Penélope Cruz y el día que dijo no a un desnudo en cine

En el marco de los movimientos Time’s Up y Me Too, contra el acoso sexual y el machismo en Hollywood, Penélope Cruz se animó a contar cuál fue su experiencia más traumática, hace más de 20 años. Cuando ya era una estrella reconocida en España, pero todavía no había dado el salto a Hollywood, la madrileña tuvo […]



No Banner to display

En el marco de los movimientos Time’s Up y Me Too, contra el acoso sexual y el machismo en Hollywood, Penélope Cruz se animó a contar cuál fue su experiencia más traumática, hace más de 20 años.

Cuando ya era una estrella reconocida en España, pero todavía no había dado el salto a Hollywood, la madrileña tuvo que hacer una audición, en la que intentaron imponerle escenas de desnudos que no estaban inicialmente en el guión.

Ese hubiera podido ser su primer gran papel en Hollywood, a los 21 años, pero se puso firme y no lo aceptó, según publica La vanguardia.

Fue durante una entrevista para la Fundación SAG-AFTRA donde la ganadora del Oscar a mejor actriz de reparto por Vicky, Cristina, Barcelona recordó que aquella gran oportunidad devino en una vivencia amarga.

“Llegué allí, con un tremendo jet-lag, ellos me dijeron: ‘Tenemos que verte en la oficina’. Querían añadir algo a mi contrato. Dijeron: ‘Si quieres hacer la prueba de pantalla, tienes que aceptar que en la película habrá algunas escenas de desnudos que no estaban en el guión’”, relató Cruz.

“Les dije: ‘¿Por qué no me contaron eso hace 24 horas, antes de subir al avión?’. A pesar de que ya había rodado películas que tenían escenas de desnudos, en ese momento no quería pasar por eso. Decidí que, durante unos años, simplemente iba a decir que no a lo que mi corazón sintiera que no debía ser”.

Así, Penélope se negó a firmar las nuevas condiciones contractuales, pero insistió en hacer la prueba de pantalla para la que había viajado hasta Los Ángeles.

El director, un cineasta muy importante de Hollywood pero cuyo nombre Cruz no reveló, estalló: “Estaba furioso. Llamé a los jefes del estudio. Yo no hablaba inglés, pero en esa reunión sí que lo hablé. Les dije: ‘Si creéis que podéis tratar así a la gente… conmigo, no va a funcionar. Tengo una familia que me quiere, volveré a subirme al avión y no me importa si no hago tu película”.

“Sabía que no conseguiría la película. Pero ahora, con 44 años, puedo decir que es uno de los momentos de los que me siento más orgullosa de mí misma. En ese momento me dije: ‘El día que muera, recordaré este momento’, admitió la actriz que en mayo presentó en Cannes el filme Todos lo saben, del iraní Asghar Farhadi, junto a Ricardo Darín. Y remató: “Fue una sensación que me hizo más fuerte. A partir de ese ‘no’, muchos otros ‘sí’ han llegado a mi vida”.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados