Parejas: dónde quedaron los besos apasionados

De acuerdo a un estudio, apenas el 25% de los matrimonios se brindan afecto, mientras que los ‘amantes’ lo hacen de manera más frecuente y ardiente. En el Día Internacional del Beso, los beneficios de esta práctica afectiva.



No Banner to display

De cortesía, de amistad, o de amor, los besos son demostraciones de afecto de la vida cotidiana. Cómo olvidar el primer beso, único e inolvidable, una mezcla de ansiedad, felicidad y desconcierto. O el sello de un enlace matrimonial que corona una etapa y le da la bienvenida a otra.

Sin embargo, la rutina del día a día de los matrimonios atenta contra el acto de besar, así lo determinó Second Love, la red social para personas comprometidas que buscan una relación paralela. Tanto usuarios hombres como mujeres manifestaron que durante la primera etapa de su matrimonio había más contacto físico. A partir de los tres años, la cifra cae significativamente: apenas el 25% besa a su esposo/a con frecuencia.

Por el contrario, el sondeo detallló que las demostraciones de afecto hacia los amantes son mucho más intensas y que, a mayor tiempo de relación, mayor deseo de recibirlas. En esta misma línea, Infobae consultó a Walter Ghedin (MN 74.794) , médico psiquiatra y sexólog: “La convivencia mata el amor, dice el dicho popular, yo agregaría que lo que mata el amor es creer que el deseo sexual y el romanticismo son fuerzas espontáneas que surgen mágicamente apenas las personas se miran o se tocan.

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso en la mayoría de los países de habla hispana, para conmemorar el día en que una pareja de Tailandia estableció un récord mundial al besarse durante 46 horas en 2011.

Fuente: Infobae

Etiquetas: Curiosidades, Noticias. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados