Paraná: empieza el juicio oral al cura Justo José Ilarraz, acusado de abuso sexual a menores

Entre las pruebas en su contra, hay una carta del Vaticano en la que el sacerdote admite los hechos y confiesa estar arrepentido. De ser condenado, podría recibir una pena de hasta 25 años de cárcel.
 



No Banner to display

Este lunes empezará en los tribunales de Paraná el juicio al cura Justo José Ilarraz, denunciado por haber cometido abuso sexual cuando era prefecto de disciplina en el seminario arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, entre 1985 y 1993, donde eran pupilos chicos de entre 12 y 14 años .

La batalla judicial encarada por la fiscalía y las querellas fue larga y difícil. Los testimonios de los abusados, que ahora son adultos, se dieron a conocer primero por la revista Análisis y luego por Telenoche durante 2012. Los delitos fueron considerados prescriptos por la justicia entrerriana en primera instancia. Luego, la decisión fue revertida por tribunales superiores y es considerada como un antecedente valioso en otras causas de delitos sexuales cometidos contra menores.

Las víctimas que aportaron su testimonio son siete. Sin embargo, fuentes cercanas a la investigación aseguran que los estudiantes abusados -todos ellos con profunda vocación religiosa, alejados de sus familias y en situación de vulnerabilidad- son alrededor de medio centenar.

La carátula de la causa, “Ilarraz, Justo José sobre promoción de la corrupción agravada”, habilita a la fiscalía y a las querellas a reclamar penas superioresa los 25 años de prisión.

Por “cuestiones vinculadas a la agenda del Tribunal de Juicios y Apelaciones”, se hicieron modificaciones al cronograma de audiencias de testigos citados. El juicio terminará el 9 de mayo y los alegatos de las partes están programados para los días 10 y 11 del mes próximo. Se esperan testimonios fuertes y conmovedores. “Se necesita condena, tendrá un efecto ejemplificador. Espero que esto dé coraje a más afectados porque cuesta animarse a denunciar y tocar a una institución como la Iglesia”, asegura la abogada Victoria Halle, recientemente incorporada a la querella.

“Nosotros queremos que esto sea una bisagra y que cambie el paradigma de la protección. Exigimos justicia”, concluyó Victoria Halle.

“Esperamos que vayan a declarar, que no lo hagan por escrito. Van a proteger más a la Iglesia si es condenada esta gente que le hizo tan mal “, opinó el abogado Santiago Halle, también representante de los acusadores.

Entre los testigos citados para el juicio a Ilarraz, están los tres últimos arzobispos de Paraná: Estanislao Esteban Karlic, Mario Luis Bautista Maulión y Juan Alberto Puiggari.

El tribunal encargado de juzgar a Ilarraz está conformado por Alicia Cristina Vivian, vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel, estos dos últimos de Paraná. El fiscal es Juan Ramírez Montrull. La doctora Rosario Romero, abogada por una de las querellas que llevó a cabo todo el período de instrucción, renunció a su cargo al asumir como ministra de Gobierno.

Fuente: TN



Articulos relacionados