Nobel de Medicina a un estadounidense y un japonés por sus aportes a la inmunoterapia contra el cáncer

James P. Allison y Tasuku Honjo fueron galardonados por sus hallazgos en proteínas del sistema inmune.



No Banner to display

El estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo fueron premiados este lunes con el  Nobel de Medicina por sus avances en la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer.

Al anunciar el galardón, el Instituto Karolinska en Estocolmo especificó que Allison estudió una proteína que “funciona como un freno en el sistema inmune”. Y que el descubrimiento de Honjo de una proteína en células inmunes llevó a tratamientos “impresionantemente efectivos” en la pelea contra el cáncer.

El anuncio del Nobel de Medicina 2918 (AFP)

El anuncio del Nobel de Medicina 2918 (AFP)

El cáncer mata a millones de personas cada año y es uno de los mayores desafíos de salud de la humanidad. “Al estimular la capacidad inherente de nuestro sistema inmune para atacar las células tumorales, los Premios Nobel de este año han establecido un principio completamente nuevo para la terapia contra el cáncer”, explicó la Academia.

James P. Allison estudió una proteína conocida que funciona como un freno en el sistema inmune. Se dio cuenta de la posibilidad de quitar el freno y liberar nuestras células inmunes para atacar los tumores. Luego desarrolló este concepto en un nuevo enfoque para el tratamiento de pacientes.

En paralelo, Tasuku Honjo descubrió una proteína en las células inmunes y, después de una cuidadosa exploración de su función, finalmente reveló que también funciona como un freno, pero con un mecanismo de acción diferente. Las terapias basadas en su descubrimiento demostraron ser sorprendentemente efectivas en la lucha contra el cáncer.

Allison y Honjo mostraron cómo las diferentes estrategias para inhibir los frenos en el sistema inmune se pueden usar en el tratamiento del cáncer. Los descubrimientos fundamentales de los dos premiados constituyen un hito en la lucha contra el cáncer.

En 1995, Allison fue uno de los dos científicos en identificar el CTLA-4 como inhibidor de los linfocitos T. Los linfocitos T, también células T, tienen un papel central en el sistema inmunitario.

Allison, de 70 años, “identificó el potencial de liberar el freno y de este modo facilitar que nuestras células inmunitarias ataquen los tumores“, indicó el jurado del Nobel el lunes al anunciar el premio.

En paralelo, Honjo descubrió una proteína en las células inmunitarias, PD-1, y con el tiempo dedujo que también actuaba como un freno, pero de manera diferente. La Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA) aprobó el uso de anticuerpos contra el PD-1 como un nuevo fármaco en desarrollo para el tratamiento del cáncer.

Las investigaciones del equipo dirigido por Allison llevaron a desarrollar un anticuerpo aprobado por la FDA en 2011 para el tratamiento del melanoma.

Tras conocer la noticia, Allison escribió en la web de su centro de investigación sentirse “honrado con este prestigioso reconocimiento”. “Los científicos ambicionan simplemente con ir más allá de las fronteras del saber. Mi intención no era estudiar el cáncer sino comprender la biología de las células T, esas células increíbles que recorren nuestro cuerpo para protegerlo”, añadió.

Honjo se comprometió por su parte a continuar sus investigaciones para luchar contra el cáncer. “Quiero continuar mi investigación (…) para que la inmunoterapia salve más pacientes afectados por cáncer“, declaró en una rueda de prensa en la Universidad de Kyoto, donde enseña.

El año pasado fueron premiados los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young por sus descubrimientos de los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano, es decir, el reloj biológico.

Cada premio Nobel está dotado con nueve millones de coronas suecas (cerca de 1 millón de dólares) y la ceremonia de entrega tiene lugar el 10 de diciembre, en coincidencia con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.

Este martes se anunciará el Nobel de Física y el miércoles el de Química. El viernes se dará a conocer el de la Paz y el lunes 8 el de Economía. Este año no se entregará el Nobel de Literatura, ya que la Academia Sueca de las Letras está inmersa en un escándalo de abusos sexuales y corrupción que hizo que se cancelase la edición 2018.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados