Michel Temer y Evo Morales crearon un grupo de trabajo para avanzar en el corredor ferroviario que unirá Brasil y Bolivia

"La integración física es fundamental. La conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad para nuestros pueblos", afirmó el mandatario brasileño



No Banner to display

Los presidentes de Brasil, Michel Temer, y Bolivia, Evo Morales, acordaron la creación de un Grupo de Trabajo binacional que se encargará de montar las bases iniciales del futuro Corredor Ferroviario Bioceánico Central.

La creación del Grupo de Trabajo Brasil-Bolivia para la Integración Ferroviaria, así como el establecimiento de un plan de trabajo inicial, están previstos en el Memorando de Entendimiento suscrito por ambas partes este martes en Brasilia en el marco de una visita oficial de Morales a Brasil.

Avanzar en este tren está en nuestras manos. Con esto ganamos todos: acortamos tiempos, acortamos distancias, reducimos costos, venderemos mucho mejor nuestros productos. Y esa es la verdadera integración”, afirmó el mandatario boliviano en una ceremonia junto a su colega brasileño.

La integración física es fundamental. La conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad para nuestros pueblos”, dijo por su parte Temer.

El acuerdo se propone, además de crear condiciones que permitan el incremento del tráfico ferroviario entre los dos países, “establecer las bases para el pleno aprovechamiento de la infraestructura ferroviaria existente en el proyecto en adelante denominado Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración”.

Dicho proyecto, considerado como “de importancia estratégica en la región“, prevé la futura construcción de un ferrocarril entre los puertos de Santos, en el litoral Atlántico brasileño, e Ilo, en el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano.

El Corredor también apunta a vincular en una segunda fase a Paraguay y la Argentina y es uno de los muchos proyectos de integración auspiciados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo cuya presidencia anual será ejercida por Bolivia a partir de abril.

El Grupo de Trabajo previsto en el memorando, que contará con participación amplia de representantes de los Gobiernos, tiene por objetivo “definir acciones, coordinar iniciativas y compartir informaciones, con el propósito de asegurar eficiencia, agilidad, seguridad, previsibilidad y competitividad al movimiento de la carga ferroviaria entre los dos países”.

El Plan de Trabajo previsto en el mismo memorando, por su parte, compromete a los dos países a “concentrar inicialmente esfuerzos en la identificación y puesta en vigencia de las medidas necesarias para crear las condiciones que viabilicen el Corredor, especialmente en la región de frontera, en los municipios de Corumbá, Ladario, Puerto Quijaro y Puerto Suárez”.

El Plan de Trabajo también compromete a ambos países en la “adecuación de las instalaciones existentes en la frontera Brasil-Bolivia a la integración ferroviaria entre los dos países y las necesidades futuras“.

El memorando fue suscrito por el ministro brasileño de Transportes, Puertos y Aviación Civil, Maurício Quintella Lessa, y por el titular de Obras Públicas, Servicios y Vivienda de Bolivia, Milton Claros Hinojosa.

Según el memorando, el fortalecimiento de una conexión ferroviaria entre los dos países “permitirá reducir el impacto de la mediterraneidad sobre la economía boliviana, incrementar las relaciones comerciales y económicas bilaterales y profundizar la integración de los Estados sudamericanos”.

En cuanto al origen de los recursos para los primeros pasos rumbo al Corredor, el memorando aclara que las acciones serán financiadas “según la disponibilidad presupuestaria” de ambos países, pero que, “cuando sea necesario, las partes podrán valerse de otras alternativas de financiación“.

Los presidentes de Brasil y Bolivia también firmaron un acuerdo de cooperación policial destinado a mejorar “la prevención y la lucha contra el crimen organizado trasnacional y cualquier otra manifestación delictiva”.

Morales, el primer líder del llamado “eje bolivariano” que visita Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff, sustituida por Temer desde mayo del año pasado, tuvo este martes en Brasilia una reunión privada con el presidente de Brasil a la que sumaron después ministros de ambos Gobiernos.

Fuente: Infobae

Publicado en: Destacado, Mundo, Noticias   Etiquetas: , , ,


Articulos relacionados