Marcos Rojo rompió el silencio: su mensaje a Messi, el dolor de las finales perdidas y la verdadera historia de lo que pasó en Rusia

El lateral con pasado en la Selección reveló que mantuvo un diálogo con Lionel Scaloni y que sueña con estar en la Copa América de Brasil. Además confesó que sufrió más las derrotas con Chile que la caída con Alemania en la Copa del Mundo



No Banner to display

Marcos Rojo no atraviesa su mejor momento. Sin lugar en el Manchester United, el lateral con pasado en Estudiantes habló de su presente y confesó que mantuvo una conversación con Lionel Scaloni. “Me dijo que contaba conmigo, pero para llegar a la Copa América tengo que seguir trabajando y por sobre todas las cosas volver a jugar”, deslizó el defensor en una entrevista brindada a la señal deportiva Fox Sports.

“Me gustaría estar en la Selección, pero si no me toca voy a ser un hincha más apoyando a los chicos que están renovando el equipo”, agregó con su ilusión intacta y continuó: “La gente en la calle y la prensa pedían un recambio, pero un cambio tan brusco nunca es bueno. Leo (Scaloni) es un tipo que ya conoce lo que es la Selección porque estuvo con nosotros en el Mundial. Seguramente va a saber elegir a los mejores”.

 Con relación a la Copa América venidera que se desarrollará en Brasil, Rojo destacó que un “aire fresco siempre viene bien. Hay muchos jugadores jóvenes con un cuerpo técnico que ya estuvo en la Selección. Ojalá que los chicos puedan trabajar de la mejor manera posible y que Leo tenga la posibilidad de mostrar su capacidad”.

Su pasado en la generación plateada le causó mucho dolor. A pesar de haber tenido el privilegio de disputar tres finales consecutivas, el hombre del Manchester United reconoció que todavía siente el puñal que le dejó cada subcampeonato: “Para mí las finales perdidas con Chile fueron un golpazo mucho más duro que la del Mundial, porque la de Brasil fue la primera y fue una satisfacción haber jugado ese partido”.

Sin embargo, su máxima satisfacción se dio cuando le convirtió el agónico gol a Nigeria en la Copa del Mundo que se disputó en Rusia y evitó el fracaso albiceleste en la primera ronda. “Fue increíble. El festejo con Leo y por cómo se vivió en Argentina, fue un premio especial para mí. Tuve un año muy duro por el tema de la lesión y llegar al Mundial y convertir ese gol fue el premio que me dio Dios por tanto esfuerzo”, analizó.

Con relación a la eliminación con Francia en los octavos de final, Marcos Rojo destacó: “Fueron superiores en todo sentido. Estaban mucho mejor preparados físicamente, pero en un momento logramos ponernos arriba y creo que nadie lo pudo hacer en todo el torneo. Nos plantamos y al final casi se lo empatamos. Fue una tristeza porque nosotros fuimos confiados en que iba a ser nuestra revancha”.

Los supuestos conflictos internos, los presuntos problemas familiares de Messi y la teórica trompada de Mascherano a Pavón fueron hipótesis que marcaron la inestabilidad de la delegación argentina en Rusia. Sin embargo, aquellas teorías fueron desmentidas por el lateral: “Puertas adentro estábamos muy bien, hablábamos mucho entre nosotros y nos apoyábamos mutuamente. Escuchábamos lo que decía el periodismo, pero era todo falso. Un invento. Por eso nos hicimos muy fuertes puertas adentro y a pesar de tantas adversidades hicimos lo mejor posible”.

Para finalizar, Rojo destacó la figura de Lionel Messi, a quien consideró “el mejor jugador de la historia”. “Lo que más valoro es que lo sigue intentando. En el Barcelona ganó todo y tuvo un montón de premios individuales, pero tiene esa espina en la Selección que no le permite bajar los brazos. “Verlo ganar una Copa sería sentir que lo logramos, porque yo estuve con él en esas finales. Sería la mejor forma de cerrar una etapa”, sentenció.

FUENTE:Infobae

Publicado en: Deportes, Destacado, Noticias   Etiquetas: ,


Articulos relacionados