Mar del Plata vs. Pinamar: cuánto sale veranear en la Costa Atlántica

La Feliz es uno de los destinos más económicos mientras que las playas del Partido de la Costa suelen ser las más caras. La diferencia entre una ciudad y la otra es de al menos un 35%.



No Banner to display

Hasta el momento, de acuerdo a los registros oficiales, la Costa Atlántica tiene el mayor porcentaje de ocupación dentro de la Provincia para esta temporada: el 64% con 83.413 plazas hoteleras reservadas; mientras que las regiones de “escapadas” y termas una ocupación del 36%, con 3.809 reservas.

“Si bien la temporada de verano en la Costa es obviamente uno de los hitos del turismo más importantes de la Provincia, la nueva mirada que los turistas prefieren es hacer más microcortes a lo largo del año”, admitió la subsecretaría de Turismo bonaerense, Martina Pikielny, al reconocer que la mayor cantidad de veraneantes hace “escapadas” de fin de semana.

Y es que los costos son muy elevados, no alcanzan para el bolsillo del trabajador medio, que antes veraneaba 15 días corridos. Hoy la tendencia, según coinciden todos los operadores turísticos, es tomarse un respiro de tres, cuatro o como mucho siete días, en general.

Cuánto sale entonces vacacionar una semana en alguna de las playas de Buenos Aires. minutouno.com hizo un relevamiento de precios en dos de los principales atractivos: Mar del Plata, uno de los más económicos; y en la otra punta Pinamar.

En materia de hospedaje, en La Feliz para alquilar un departamento para dos personas en enero no baja la semana de $14 mil mientras que en Pinamar los hospedajes similares parten de los $17.500. En el caso de una familia, alquilar durante siete días una casa estándar para 5 o 6 personas en Mar del Plata ronda entre los $17.500 y $27.000.

En Pinamar los valores son, en promedio, un 30% más caros: se puede conseguir entre los $21.000 y $35.000 una vivienda básica, cerca de la playa. Frente al mar, los precios saltan a valores exorbitantes, al igual que en Cariló, uno de los balnearios más exclusivos de la Provincia, también en el Partido de la Costa.

¿Y en la playa cuánto sale pasar el día? Si no tenés sombrilla propia, alquilar una con dos reposeras no baja de los $500 en Mar del Plata. Las carpas, en tanto, para 4 personas van entre los $700 y $2000 por día. En Pinamar, alquilar una carpa cuesta, en general, $1500 diarios. No obstante, si se veranea 15 días, los valores se reducen en ambas ciudades.

Comer un choclo mientras se disfruta del sol sale unos $50 en las playas más populares de Mar del Plata mientras que en las de Pinamar parten desde los $60. Una milanesa con papas fritas en un puestito de La Feliz sale $250 con gaseosa y en un barcito de Pinamar, no sobre la playa, cuesta $220 sin bebida.

¿Y el pescado? La ciudad portuaria de Mar del Plata ya no ofrece tampoco opciones interesantes en materia de precios, aunque la calidad del pescado es muy superior porque se lo consigue súper fresco. “Comprar en el puerto resulta hasta más caro que en otras partes de la ciudad e incluso algunos pescados salen más caro que en la Capital Federal, algo que antes no ocurría”, comentó Estela, una turista que veranea todos los años en La Feliz, donde tiene un departamento. En ningún caso los valores son más bajos que los encontrados en el área metropolitana.

A modo de ejemplo, el kilo de Calamar está, en promedio, $198; el filet de merluza $160; las anchoas $120; y la corvina $80.

El pan es otro de los alimentos que se vio muy afectado por la inflación y la devaluación. Históricamente, todos los panificados eran hasta un 70% más económicos que en la ciudad de Buenos Aires. Ahora, no hay grandes diferencias, aunque las panaderías promedios siguen siendo más baratas: el kilo de pan oscila los $60 y $70; y las facturas entre $110 y $120, cuando en Capital no baja la docena de $150.

Como contrapunto, las frutas y verduras en Mar del Plata son más económicas que en el conurbano bonaerense y ni hablar que en la Ciudad. Hay gran variedad de ofertas y mejor calidad. En Pinamar la cosa es muy distinta. “Todo está igual o más caro que en Buenos Aires, y encima la calidad es inferior”, describió Mabel, una recurrente de esa ciudad balnearia.

Mabel, que vive en el barrio porteño de Belgrano, hizo especial énfasis en el mal trato que hay para con los turistas en Pinamar. “Te atienden con desgano, de mala manera porque en el verano están desbordados. Y a diferencia de otros años, si pedís un café, por ejemplo, ya no te traen ningún chocolate ni galletita extra como siempre solía suceder, y los precios más caros”, se quejó.

Fuente: Minutouno

Publicado en: Destacado, Noticias, Sociedad   Etiquetas: