Lourdes Sánchez, con el “alta” postergada y la visita de su hijo Valentín

Luego de haber sido operada de urgencia y que le tuvieran que sacar el apéndice y las trompas de Falopio, la bailarina continúa recuperándose. Hoy iba a volver a su casa, pero los médicos prefirieron esperar



No Banner to display

“Me operaron, me sacaron las trompas y el apéndice. Fue un milagro que no muera. Fue anoche, de urgencia. Estoy muy dolorida pero muy feliz de estar viva. Fue un milagro”, dijo hace unos días Lourdes Sánchez, tras haberse sometido a una cirugía que duró alrededor de cinco horas.

A menos de una semana de la intervención, la bailarina continúa internada en la clínica Zabala. “Hoy me iban a dar el alta pero decidieron que mejor no porque están viendo el tema de una bacteria y quieren dar con el antibiótico para que yo responda bien”, dijo.

Cada día espera una visita muy especial que le alegra el día: la de su hijo Valentín, que el próximo primero de noviembre cumplirá tres años. “Lo traen un ratito, mucho no”, contó la panelista de Los ángeles de la mañana ya que el pequeño no se siente muy cómodo en dicho lugar.

“Yo estaba dormida, no me enteré de nada, pero fue una operación heavy. Iba a ser una hora nada más pero terminó durando cinco horas, a raíz de que se encontraron con una infección muy grande en el útero que me estropeó todas las trompas. Me tuvieron que sacar las trompas. La infección llegó hasta el apéndice y quizás, si esperaba, no sé, un día más, era otro el cuento porque era muy grave la situación”, cerró.

Fuente: Infobae

Publicado en: Destacado, Espectáculos, Noticias   Etiquetas: