Los planes de River y San Lorenzo para la temporada que viene

Juegan el clásico, pero piensan en lo que viene: incorporaciones, desvinculaciones... Todo lo que hay en las cabezas de Gallardo y de Biaggio



No Banner to display

Ya no hay objetivo por cumplir en la Superliga de cara a las Copas de 2019. Uno está clasificado a la Sudamericana. El otro, a la Libertadores. Por eso River y San Lorenzo hacen planes para el futuro.

El receso se acerca y antes de pensar en 2019, las metas están primero puestas en el segundo semestre de este año. Es que ambos tienen competencia internacional. Y en la actualidad, están invertidas. San Lorenzo, que luego del clásico los jugadores entrará de vacaciones, accedió a la siguiente ronda de la Sudamericana tras superar a Atlético Mineiro.

Por su parte, a River le quedará un encuentro por la Libertadores ante Flamengo (el 23 de este mes en el Monumental) en el que intentará asegurarse el primer puesto del grupo D, luego de haber conseguido la clasificación a octavos de final en la victoria frente a Independiente Santa Fe de Bogotá en Colombia.

Ambos estarán atentos al sorteo que se realizará tanto de un certamen como del otro el 4 de junio en la sede de la Conmebol en Asunción. Ese día conocerán qué rivales les tocará después del Mundial de Rusia. Mientras se dispute la copa del mundo, ambo clubes estarán de pretemporada y con la mente puesta en ver si es necesario reforzar el plantel. En el caso de San Lorenzo esto puede ser más urgente que en el de River.

Es que en el último mercado de pases el Ciclón solo trajo a Valentín Viola y pudo utilizarlo apenas un puñado de minutos ya que tuvo varias lesiones. Pero con la participación asegurada en la Libertadores 2019, la idea no solo es reforzarse de cara al segundo semestre de este 2018 sino también pensando en el próximo año.

Nombres aún no hay porque tanto la dirigencia como el entrenador, Claudio Biaggio, quien fue ratificado en su cargo, aseguraron que esperarían el final del torneo para hacer un balance y hablar de lo que se viene. Entonces, se espera que en los próximos días haya una reunión entre el presidente Matías Lammens y el Pampa.

Otra de las cuestiones a revisar son los contratos que se vencen. Por un lado está el caso de Leandro Romagnoli, que aún no confirmó que decisión tomará. Si finalmente se retira, hoy jugará su último partido si es que ingresa en el segundo tiempo. De todos modos, la idea es que siga vinculado al club. Por eso, le ofrecerían ser manager.

Otro caso es el del arquero Nicolás Navarro. Ya empezaron las charlas para la renovación del vínculo pero, por ahora, están lejos en los números. En tanto, Sebastián Torrico, héroe de la Libertadores 2014, se iría. Aunque para el futuro piensan tenerlo como entrenador de arqueros.

Otros dos casos son lo de Gonzalo Rodríguez y Fabricio Coloccini. Con Rodríguez aún no hay definición mientras que con Coloccini ya avanzaron y renovarían el contrato. Por su parte, la continuidad de Juan Mercier es una incógnita. A favor cuenta con su rendimiento. Cada vez que le toca jugar, cumple. En contra, su edad y su elevado sueldo.

¿Y Belluschi? Mientras se recupera de una tendinitis que lo dejó afuera gran parte de este semestre, evalúa que hacer. ¿Seguirá en San Lorenzo? ¿O cambiará de rumbo? Ofertas no le faltarán ya que hay otros equipos que quieren contar con él.

Por otro lado, al margen de que se intentará traer jugadores de experiencias, hay una idea de darle pista a varios juveniles que ya vienen jugando. Es que la economía del club también debe contemplar los pagos que aún faltan realizarle para la vuelta a Boedo. Por eso, jugadores como Nicolás Reniero, Marcos Senesi, Nahuel Barrios y Franco Moyano tendrán más protagonismo. Otra de las apuestas es recuperar a los futbolistas que se rompieron los ligamentos cruzados como Bautista Merlini y Franco Mussis. La idea es que se terminen de recuperar en la pretemporada que en principio sería en Buenos Aires.

Por el lado de River no hay urgencias de salir a comprar. Es que el club de Núñez hizo una fuerte apuesta en los dos últimos mercados, con una erogación de alrededor de 40 millones de dólares. Trajeron figuras de renombre como Franco Armani, Lucas Pratto, Enzo Pérez, Javier Pinola e Ignacio Scocco, que se sumaron a la base del plantel y futbolistas de calidad para el recambio como los colombianos Juan Quintero y Rafael Santos Borré.

Entonces, si no hay ventas, no habría compras. Sin embargo, si llegaran a existir necesidades de conseguir dinero para equilibrar las cuentas la historia puede ser diferente y algunos futbolistas podrían ser transferidos. Gonzalo Martínez e Ignacio Fernández son dos apuntados por el mercado europeo.

En el supuesto caso de que sean vendidos, ahí sí River tal vez vaya a buscar reemplazantes. Nombres aún no hay aunque uno podría ser Lucas Zelarayán, a quien Gallardo fue a buscar en el último mercado de pases pero la cotización que le puso Tigres de México era muy alta. Entonces, trajeron a préstamo a Quintero. Otro que sonó en los últimos días es Guillermo “Pol” Fernández, que viene de hacer un gran torneo con Godoy Cruz.

Por otro lado, intentarán resolver la renovación de contrato de Rodrigo Mora para que continúe en el club. Hasta el momento hubo algunas diferencias ya que River busca hacerle un contrato por dos años mientras que el agente del uruguayo pidió que sean tres años.

La semana que viene, una vez que River culmine el semestre, puede haber más novedades luego de una reunión entre el técnico, Gallardo, el manager, Enzo Francescoli y el presidente, Rodolfo D’Onofrio. Confirmarán la pretemporada que se realizará una vez más en Estados Unidos (Orlando o Miami) y evaluarán si traen algún refuerzo o no de cara a un segundo semestre en que habrá una fuerte apuesta por intentar ganar la Libertadores.

Fuente: Clarín 

Etiquetas: Deportes, Noticias. Bookmark the permalink.