Levantan vías en Retiro para construir la nueva autopista Illia

Las vías que se retirarán forman parte de la Terminal de Cargas de Retiro.



No Banner to display

La playa ferroviaria de Retiro perderá casi una hectárea en los próximos meses para permitir el avance de la obra que modificará la traza de la autopista Illia. Así lo dispuso el decreto 293/2018 publicado hoy en el Boletín Oficial, que autoriza al Ministerio de Transporte a clausurar y retirar vías en los terrenos linderos a la Avenida del Libertador.

Según la normativa, firmada por el presidente Mauricio Macri y el titular de la cartera de Transporte, Guillermo Dietrich , el Gobierno clausurará “en forma definitiva” 9360 metros cuadrados de la terminal de Cargas de Retiro, y levantará las instalaciones ferroviarias emplazadas en el lugar, que hasta el 23 de febrero estuvieron concesionadas al operador Nuevo Central Argentino.

El tejido afectado comprende las vías que corren paralelas a Libertador, desde la calle Suipacha hasta el sector detrás del parque Thays y el Centro de Exposiciones de Buenos Aires, a la altura de la avenida Alvear.

Según la normativa, esa terminal de cargas resulta inconveniente por estar ubicada “en un área residencial densamente urbanizada de la ciudad”, lo cual genera mayores costos para el uso de camiones para transportar la mercadería hacia los puertos de Buenos Aires o Dock Sud e inconvenientes en el tránsito vehicular.

Todo el material que sea removido en estos trabajos, que incluye rieles, durmientes y el resto de las piezas ferroviarias, quedará a disposición de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), la empresa estatal que gestiona los bienes y terrenos ferroviarios en todo el país.

Luego del levantamiento de las vías ferroviarias, el gobierno porteño utilizará el terreno para la construcción del nuevo trayecto de la autopista Illia, que conecta la avenida Lugones con la 9 de Julio. La obra, a cargo de Autopistas Urbanas S.A. (Ausa), incluye la construcción en ese espacio de una avenida urbana con tres carriles en sentido a provincia y otros tres en sentido inverso, que reemplaza la autopista en altura actualmente en uso, que se transformará en un parque urbano elevado.

 

Fuente: La Nación