Lava Jato: publicistas admiten pagos ilegales en campañas de Lula, Dilma, Funes y Chávez

El publicista brasileño Joao Santana y su esposa y socia, Mónica Moura, revelaron ante el juez Sergio Moro, encargado de la Operación Lava Jato en la primera instancia, que recibieron pagos ilegales por parte de la constructora Odebrecht para las campañas de Luiz Inácio Lula da Silva en 2006, de Dilma Rousseff en 2010 y 2014, y por trabajos para proselitismo político en Venezuela y El Salvador.



No Banner to display

Lo hicieron al declarar ante Moro en la causa en la que está detenido el ex ministro Antonio Palocci, a quien responsabilizaron de haber llevado adelante la negociación para pagos por fuera de la contabilidad oficial de las campañas, la llamada “caja 2”.

Varios candidatos del Partido de los Trabajadores a gobernadores y alcaldes fueron involucrados por el matrimonio, condenado por lavado de dinero en la Operación Lava Jato.

“No existe campaña de ningún partido polítco sin caja 2, es una exigencia de los políticos”, dijo Moura al juez Moro.

Moura también aseguró que Odebrecht pagó las campañas electorales dirigidas por su marido en Panamá, Venezuela, Angola y El Salvador.

En el caso de El Salvador, donde venció Mauricio Funes la presidencia en 2009, el propio Lula le pidió a Santana y a Moura que asumieran la campaña electoral, debido a que la esposa del candidato vencedor era una brasileña afiliada al PT.

En Venezuela, el matrimonio, dueño de la empresa Polis Propaganda, de la que Moura era administradora, dijo que cobró dinero de Odebrecht como parte de aportes que la constructora brasileña realizó para la reelección de Hugo Chávez en 2012.

Santana, quien en Argentina trabajó en la campaña electoral de Eduardo Duhalde a la presidencia en 1999, dijo que luego de Palocci su contacto para recibir pagos era Joao Vaccari Neto, ex tesorero del Partido de los Trabajadores que está detenido por supuestamente recibir parte de las coimas que cobraban de empresas contratistas funcionarios corruptos de Petrobras.

En Brasil el delito de ‘caja 2’ no está tipificado en el código penal, es un crimen electoral que la justicia ha comenzado a considerar lavado de dinero en caso de que se trate de dinero proveniente de la corrupción.

El juez Moro liberó los audios de las declaraciones de los dos acusados que declararon como testigos en el caso de Palocci, quien fue ministro jefe de gabinete de Rousseff y ministro de Hacienda de Lula y quien está acusado de administrar las cuentas secretas que Odebrecht negociaba con el PT.

Fuente: Télam

Etiquetas: Destacado, Mundo, Noticias. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados