Las claves del bombazo sobre el futuro de Mbappé

Se abrió la posibilidad de marcharse del PSG por primera vez.



No Banner to display

Las palabras de Kylian Mbappé en el escenario de los premios de la Asociación de Futbolistas Franceses (UNFP) retumbaron en el universo futbolístico. Principalmente en París y Madrid, pero también en el resto del mundo ante lo que podría ser el primer paso para el traspaso más caro de la historia.

“Quizás sea el momento de tener más responsabilidades, quizás sea en el PSG con gran placer o quizás en otro lugar con un nuevo proyecto”. Estas fueron las palabras del campeón del mundo de 20 años que dejaron en shock al conjunto parisono y en ebullición a los aficionados del Real Madrid, club al que siempre apuntan las miradas cuando se habla de este jugador.

Las palabras de Mbappé no fueron una improvisación. Estaban bien pensadas, como él mismo confirmó después a la prensa francesa. “Ya lo dije todo en el escenario. Si vuelvo a hablar, será demasiado y no es el mensaje que quiero enviar”, dijo minutos después de su sorprendente anuncio. El momento, el lugar y el mensaje, todo estaba medido de antemano. ¿Por qué?

1. Negociación con el PSG para renovar:

Después de adelantarse en el verano de 2017 al Real Madrid, que tenía un acuerdo con el Mónaco por 180 millones de euros, el PSG se hizo con un proyecto de crack que dos años después ya es mucho más que una realidad. . Transcurrido ese tiempo, la familia Mbappé reclama más del equipo francés. Ya no es el jugador que era, si no mucho más. Y Neymar, lesionado en los momentos más importantes de las dos últimas temporadas y menos decisivo que él cuando han coincidido, cobra el doble. Los contactos ya habían comenzado para renovar a Kylian. Y en apenas una semana, con el comienzo de Roland Garros, tiene prevista la llegada a París del jeque Nasser Al-Khelaifi.

2. El peso en el vestuario y las comparaciones con Neymar:

El vestuario del PSG es uno de los más complicados del continente. Son continuas las noticias sobre las indisciplinas y clanes que hay dentro de él. Brasileños y franceses, principalmente, al que se van uniendo unos y otros en función de sus amistades. Mbappé y Neymar tienen una buena relación dentro del campo, que no va más allá fuera de él. Tienen buena sintonía jugando y el respeto es mutuo pero, como pasa en cualquier equipo repleto de cracks, se vigilan. Kylian ha levantado la voz y ha querido llamar la atención al club. Su entorno cree que debe ser foco y líder de un club en el que cada vez que el brasileño o su padre hablan, hacen subir el pan. Nunca hasta este domingo dejó la puerta tan abierta a una salida. Es un toque de atención, de seguir, quiere los galones del equipo.

3. Zidane y el Real Madrid:

En esta situación, Mbappé considera que su carrera está en un punto de inflexión. La temporada del PSG, más allá del obligado título de la Ligue1, ha tenido un mal final, sobre todo tras la eliminación en Champions ante el United. Y Kylian no fue el máximo responsable, si no todo lo contrario. De los pocos que ha dado la cara. El jugador francés sabe que el Real Madrid lo espera, que no puede dejar pasar otra vez la oportunidad de fichar al jugador llamado a recoger el testigo de Messi y Cristiano Ronaldo en los años venideros.

En los medios franceses no descartan que se haya producido una llamada de Zinedine Zidane a Mbappé. El regreso de su compatriota al Real Madrid ha supuesto otro aliciente para el joven delantero parisino. Los halagos de Zizou, mito y referencia del fútbol galo y de Mbappé, le hacen dudar si debe ser ya el momento.

Fuente:

Marca