La polémica pareja que dice llevar 9 años sin comer nada

Camila Castello y su marido Akahi Ricardo siguen un estilo de vida respiracionista desde 2008, incluso con dos embarazos en el medio. Los detalles de una controvertida filosofía que propone la abstinencia total y la alimentación vía "energía cósmica".



No Banner to display

La ciencia es clara y contundente: el cuerpo necesita de agua y alimento. Sin embargo, una pareja elige ir contra la corriente. O al menos eso dicen. Camila Castello, de 34 años y su marido Akahi Ricardo, de 36, siguen una filosofía conocida como “respiracionsimo” y, en lugar de comida, se alimentan con energía o, en palabras de ellos, “alimento cósmico”.

También conocida como “inedia” o “aerivorismo”, consiste en limitar al máximo los alimentos ingeridos. La pareja en cuestión asegura que desde 2008 solo come tres veces a la semana y que esas “comidas” solo consisten en una fruta o un pequeño caldo de verduras. Pese a la prolongada abstinencia, Castello y Ricardo, que viven entre California y Ecuador, dicen que se olvidaron de lo que es sentir hambre. “Los seres humanos pueden fácilmente carecer de alimento, siempre y cuando estén conectados a la energía que existe en todas las cosas a través de la respiración”, comentó ella.

Tienen dos hijos: uno de 5 años y otro de 2. Durante su primer embarazo, Castello solo comió en cinco ocasiones y, pese a ello, asegura que los exámenes de sangre le dieron “impecables”. Está convencida de que dio a luz a un niño sano gracias a que lo alimentaba “con amor”. “Queremos que exploren los diferentes gustos y tengan una relación saludable con los alimentos a medida que crecen. Sería injusto imponer el respiracionismo a nuestros hijos ahora, pero tal vez, a medida que crezcan, se interesen en nuestras prácticas”, continuó el hombre, que remarcó: “Hay una libertad que viene con no estar unido o dependiente de la comida”.

Por cuestiones obvias, el costo de vida de la familia es mucho más bajo que el promedio. Ese dinero, dicen, lo utilizan para viajar por el mundo y en “otras cosas que realmente importan”. Su supuesto rechazo a la comida da paso a “comprender el alimento cósmico y vivir sin límites”. El caso de la pareja reabrió un debate en torno al respiracionismo. Cabe destacar la unanimidad de los organismos de salud internacionales en la importancia de tener una dieta sana y equilibrada para gozar de una buena salud. Dee Dawson, experta en trastornos de alimentación, le dijo a The Guardian: “El respiracionismo es un fraude, pero los alcahuetes pueden engañarse”.

Fuente: Infobae

Etiquetas: Curiosidades, Noticias. Bookmark the permalink.