La Iglesia cuestionó la iniciativa de María Eugenia Vidal de legalizar más juegos de azar

La Conferencia Episcopal dijo que con la medida "cada casa puede ser un casino"



No Banner to display

FOTOS_vidal_en_el_rotary81

Con un duro documento, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) criticó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por legalizar el sistema de apuestas por internet a través del proyecto de Ley Fiscal e Impositiva, que fue aprobado por la Legislatura provincial.

“Cada casa puede ser un casino”, es el título del documento crítico firmado por la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, que forma parte de la CEA.

A través del comunicado, la institución católica señaló que el régimen de apuestas online “no tuvo la posibilidad de ser discutido por la sociedad como corresponde” y “tiene consecuencias” para los sectores más empobrecidos, donde se antepone un objetivo recaudatorio.

“Cualquier joven desde el celular podrá estar en línea con la enorme oferta que presenta el juego online, la población de alta vulnerabilidad en la que vivimos recibirá mensajes ambiguos y peligrosos”, afirmó. “¿Cómo recibe un chico en esta situación que el Estado, en vez de pensar en su capacitación y en su primer trabajo, le ofrezca ‘timba’ como posible solución a su vida?”, interrogó.

Además, señaló que la reglamentación de la ley “no será tan eficaz para atender los casos de ludopatía” y resaltó sus críticas contra Vidal, al advertir que la “gobernación provincial ya se había manifestado con convicción en contra del juego, inclusive con acciones concretas y decisiones hacia futuro”.

“No creemos que se justifique esta decisión argumentando que este negocio se da en la clandestinidad. Se antepone un objetivo meramente recaudatorio y legalizan el negocio de unos pocos sin considerar los daños que deja”, plantearon desde la Iglesia.

Otra crítica que formuló la CEA fue contra la media sanción en la Cámara de Diputados bonaerense que busca extender el horario de venta de alcohol en la costa. “En este caso también se privilegia el negocio al cuidado de los jóvenes”, remató la institución eclesiástica.

“La situación social y económica por la que atraviesa la provincia de Buenos Aires demanda que las atenciones de los barrios más pobres tengan políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de los jóvenes y de la familia y que no se convierta cada casa en un casino”, concluyó.

Desde la provincia de Buenos Aires expresaron que están cumpliendo con su objetivo de que “el juego no creciera” y lo argumentaron diciendo que “hay dos bingos y tres casinos cerrados” desde que asumió Vidal.

“Hay decenas de detenidos por juego ilegal y más de cincuenta millones de pesos recuperados, también del juego ilegal, hay una licitación pública por primera vez en 23 años, para no darle de manera directa la administración de un casino a nadie.Desde que llegamos no se instaló una sola máquina tragamonedas más en la provincia, ni una agencia de lotería nueva más”, profundizaron.

Sobre el juego online, explicaron: “Es una actividad mucho más difícil de controlar y de combatir. No está prohibido legalmente y tampoco tributa impuestos; y eso es muy injusto, no con el resto del juego legal, sino con el resto de las actividades de la economía. Entonces lo que queremos es que el juego online también pague impuestos”.

Y agregaron: “Lo que hacemos es exigirles que paguen impuestos aquellos que hacen usufructo del juego online y hoy no pagan. Y si existe un proyecto para prohibirlo y que encuentra la manera de garantizar esa prohibición, que es lo más relevante, sin duda encontrará apoyo en el gobierno de la Provincia. Pero hasta ahora no ha aparecido un mecanismo sencillo de control o prohibición. Con lo cual, mientras tanto, que paguen”.

Fuente:Infobae



Articulos relacionados