La crisis de Facebook | Mark Zuckerberg comparece ante el Congreso de EEUU por el escándalo de uso de datos

El creador de la red social debe presentarse en dos comisiones hoy y el miércoles. "Fue mi error y lo siento", dijo ayer en un comunicado
 



No Banner to display

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, continúa su mea culpa tras el escándalo de uso indebido de datos de usuarios de la red social por parte de la empresa Cambridge Analytica, que provocó una caída de cerca del 15% del valor de la acción de la empresa. Esta vez responderá a las preguntas del Congreso estadounidense, en unas muy esperadas audiencias que tendrán lugar este martes y miércoles.

El empresario de 33 años comparece como testigo en una sesión conjunta de los comités de Justicia y Comercio del Senado a partir de las 15, hora argentina. El miércoles se someterá a las preguntas del comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes a partir de las 11, hora argentina. Según las declaraciones de varios congresistas en los últimos días, el CEO de Facebook se enfrentará a duros interrogatorios.

Las comparecencias de Zuckerberg en el Congreso podrían ser decisivas para Facebook. La red social teme una mayor regulación que podría influir en su modelo de negocio. Según el New York Times y el Wall Street Journal, un equipo de expertos ha preparado al director de Facebook para los interrogatorios de esta semana, escenificando posibles escenarios con preguntas controvertidas.

Como ya lo hizo en las últimas semanas, el joven millonario reiterará su postura de que pecó de “idealismo” y “optimismo” y pasará revista a las medidas ya tomadas o previstas por su grupo para rectificar los errores cometidos. Pero el empresario deberá esforzarse mucho para convencer a los parlamentarios, muchos de los cuales están decididos a legislar para controlar a Facebook y a los grupos de internet en general.

“Ahora está claro que no hicimos lo suficiente para evitar que (Facebook) sea usado también para hacer daño. Eso se aplica a noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones y discursos de odio, así como también a desarrolladores y privacidad de datos”, prevé declarar Zuckerberg.

“No tuvimos una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y eso fue un gran error. Fue un error mío, y lo siento“, dirá, según anticipó en un comunicado.

Hace más de cuatro años, el desarrollador de una aplicación de encuestas de personalidad envió ilegalmente informaciones de usuarios de Facebook a la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica. Esta utilizó después esas informaciones para la campaña electoral de Donald Trump.

Según Facebook podrían haberse visto afectados los datos de hasta 87 millones de usuarios en todo el mundo, entre ellos 70 millones de estadounidenses. Cambridge Analytica, por su parte, afirma haber recibido información sobre 30 millones de usuarios. Facebook tuvo conocimiento de la entrega de datos desde finales de 2015, pero se conformó con que le asegurasen que fueron destruidos y no informó a los usuarios.

Zuckerberg también deberá fundamentar por qué esperó a 2014 para decidirse a limitar el acceso a los datos personales por parte de aplicaciones externas, como aquella por la cual transitaron las informaciones recuperadas por CA. El grupo, con 2.000 millones de usuarios, es criticado igualmente desde hace meses por haber servido -como Google o Twitter- de herramienta de desinformación y manipulación política con el fin de favorecer a Trump en la última elección presidencial estadounidense.

 

Fuente: TN