La CGT dilata una definición sobre un paro e inicia una ronda de consultas

Pedirán reuniones a la Iglesia y a gobernadores y legisladores del PJ. "No es momento para una medida", dicen.
 



No Banner to display

El triunviro de la CGT y delegados de los distintos clanes sindicales que integran la “mesa chica”, bosquejaron la hoja de ruta que se discutirá en el Consejo Directivo el miércoles 30 y que no contempla, a priori, el llamado a un paro general.

Habrá una ronda de reuniones y consultas con gobernadores del PJ, intendentes, senadores y diputados, la Iglesia y la convocatoria a los espacios sindicales que no forman parte de la CGT. “Vamos a llamar a todos”, confió uno de los participantes.

El mismo 30 el triunviro que comparten Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña se verá con monseñor Jorge Lugones, de la Pastoral Social.

Ese trío será, además, el encargado de acordar los encuentros con legisladores y mandatarios. Gerardo Martínez (UOCRA) lo definió como un “diálogo político y socio laboral” que, le dijo a Clarín, se convoca “pensando en como salir de la crisis y en cómo mejorar las condiciones productivas de nuestro país”.

La intención es que esas charlas se produzcan antes de la reunión de la mesa grande de la CGT donde, se anticipa, habrá voces que pidan apurar un paro. Un elemento puede reforzar esa posición: “Si se aprueba la ley que limita tarifas y Macri la veta, puede ser el detonante para un paro”, confió un jefe sindical.

La cita fue en UPCN, gremio que comanda Andrés Rodríguez, hasta donde llegaron Martínez, Roberto Fernández (UTA), Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras), Omar Maturano (Fraternidad), Jorge Sola (Seguro) y Carlos Frigerio (Cerveceros).

Para el Google maps sindical: ahí estaban representados “Gordos”, “Independientes”, barrionuevismo, transporte y sectores de matriz moyanista que se mueven en bloque con Schmid.

La previa de la mesa grande de CGT coincidió con otro movimiento en la planeta sindical: el sector que comandan Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (bancarios), junto a la CTA de Hugo Yasky y movimientos sociales, se mostraron juntos por la movilización al Obelisco que harán el 25 de mayo, en contra del acuerdo con el FMI y la política oficial.

 

Fuente: Clarín