La bronca de la mamá de un nene muerto por estreptococo: “Yo no me dejé estar, desde el primer momento lo llevé al médico”

Tanto el Ministerio de Salud como los especialistas infectólogos consultados por Clarín insisten en que no hay un brote de streptococcus pyogene. Aseguran que los fallecidos por la bacteria “tan común” se hubiesen evitado con “una consulta precoz”. Quienes también hablaron de “cuadros avanzados, por diagnóstico tardío” fueron los médicos del Hospital de Niños Pedro de Elizalde, donde murieron dos […]



No Banner to display

Tanto el Ministerio de Salud como los especialistas infectólogos consultados por Clarín insisten en que no hay un brote de streptococcus pyogene. Aseguran que los fallecidos por la bacteria “tan común” se hubiesen evitado con “una consulta precoz”. Quienes también hablaron de “cuadros avanzados, por diagnóstico tardío” fueron los médicos del Hospital de Niños Pedro de Elizalde, donde murieron dos nenes por esta grave infección.

Jano Gómez, de tres años, es uno de ellos. Su madre denunció ante la Justicia que no sólo no tardó en llevarlo al médico sino que antes de su muerte, el jueves a las 10.05, a su hijo lo habían revisado en otros tres centros de salud públicos.

Jano vivía con su madre y sus tres hermanos en una casa muy precaria en la villa 21-24 de Barracas, donde hay mucha humedad y problemas de filtración de agua. Este miércoles, día de su entierro en el cementerio de Flores, Jano hubiese cumplido 4 años.

“Que no digan eso los médicos. Yo no me dejé estar. A Jano desde el primer momento lo lleve al médico. Primero fue a la salita de mi casa. Eso fue el viernes. El día anterior comenzó a tener fiebre. El doctor escuchó algo raro en su pulmón y me mandó a hacer una placa”, dice Valeria aClarín. Se refiere al Centro de Salud Nivel 1 CeSAC Nº 8.

Ese mismo día Valeria, de 26 años, no se demoró y llevó a Jano al Hospital General de Agudos José M. Penna, uno de los centros públicos más importantes de la Ciudad de Buenos Aires.

“El médico pensó que era una gripe normal y le dio ibuprofeno. En el Garrahan hicieron lo mismo”, asegura. Por ese analgésico, la fiebre bajó. Pero luego subió a 39 y 40 grados.

Con esa placa, el lunes, la madre llevó a Jano al Hospital Garrahan. “Le repitieron la placa y no le vieron nada, ni neumonía. Pero mi nene -relata- se quejaba de que le dolía el pulmón al costado y la cabeza. Me dijeron que podía ser por tanta fiebre que tiene, que a los chicos le duele todo”.

Valeria asegura que el tiempo siguió pasando sin el diagnóstico de la grave infección y que su hijo empeoraba. Apunta directamente al Penna y al Garrahan por mala praxis. No así al Elizalde.

“En el Penna porque fui el martes con una orden para que le hicieran un hisopado y me dijeron que no era necesario. Y en el Garrahan porque me dijeron que mi nene estaba bien.”

Ese martes Valeria volvió a llevar a Jano a la salita. “Le vi una mancha, me asusté pensando que era sarampión, y lo llevé de nuevo. Le revisaron la garganta y le encontraron las manchitas rojas. Ahí me dieron la orden para el hisopado que no hicieron en el Penna”. Ese estudio, que se terminó realizando en el Elizalde, finalmente arrojó que su cuadro era producto de la bacteria.

Hasta ahora hay tres pacientes internados y son seis los fallecidos por el streptococcus: dos nenes en Capital, una en Rosario, una de Río Negro y otra en Misiones. También murió Nicolás Domine, de 38 años, un agente de Turismo de Pergamino.

En este marco, la Secretaría de Salud de la Nación recomendó fortalecer la vigilancia y el tratamiento precoz de las infecciones invasivas bacterianas. Deben acudir a la guardia quienes presenten temperatura elevada, dolor de garganta, ganglios inflamados o bien infecciones en la piel.

Fuente: Clarín

Publicado en: Destacado, Noticias, Sociedad   Etiquetas: ,


Articulos relacionados