Kim Jong-un pidió una suite de 6.000 dólares la noche…y la paga el gobierno de Trump

Ya se sabe que la cumbre entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, será (horario argentino) el próximo lunes 11 a las 22 horas. Pero los dos políticos llegarán antes a Singapur, donde se desarrollarán las conversaciones. Y deben dormir. Y Kim no anduvo con chiquitas. Pidió […]



No Banner to display

Ya se sabe que la cumbre entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, será (horario argentino) el próximo lunes 11 a las 22 horas.

Pero los dos políticos llegarán antes a Singapur, donde se desarrollarán las conversaciones. Y deben dormir. Y Kim no anduvo con chiquitas. Pidió una suite que cuesta…6.000 dólares la noche.

El fin de semana pasado se reunieron miembros de los dos países para cerrar los últimos detalles del encuentro. Estados Unidos estuvo representado por el vicejefe de personal de la Casa Blanca, Joe Hagin, y por Corea del Norte lo hizo el jefe de personal Kim, Kim Chang-on.

Lo primero que tiró el norcoreano sobre la mesa fue el alojamiento: “El líder quiere alojarse en la suite presidencial del hotel Fullerton”. Enseguida, los estadounidenses se informaron del hotel. Es de cinco estrellas, fue construido en 1928, es el hotel más lujoso de Singapur y está ubicado junto al río.

Y hay un detalle que señalaría que Kim ya se había movido rápidamente. El hotel informa en su página web que entre el 9 y el 12 de junio todas sus habitaciones están bloqueadas. Todo indicaría que Kim, antes de mandar a su emisario para reunirse con los estadounidenses, ya había hecho las reservas.

¿Si ya tenía reservada la habitación, para que tiró el tema en la reunión de enviados? Por un detalle económico. Según el diarioThe Washington Post el que pagará los costos será el gobierno de Estados Unidos.

Según el diario, Estados Unidos abonará la suite, pero esto le traería una sanción del Departamento del Tesoro, que considera ilegal un pago de estas características.

De última, y si Estados Unidos no paga, Kim Jong-un igual podrá dormir en la suite. Es que varios ya anunciaron que están dispuestos a abrir la billetera para pagar el capricho de Kim.

En primer lugar, el propio gobierno de Singapur. El ministro de Defensa, Ng Eng Hen, le dijo a los periodistas: “Es un costo que estamos dispuestos a asumir para jugar un papel pequeño en esta reunión histórica”.

También está encantados de oblar lo que sea, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), un grupo con sede en Ginebra que impulsa la plena implementación del Tratado sobre la Prohibición e las Armas Nucleares y que ganó el Premio Nobel de la Paz 2017 por su trabajo. Por eso, Akira Kawasaki, del grupo directivo de ICAN, dijo en un comunicado: “El Premio Nobel de la Paz incluyó un premio en efectivo y estamos dispuestos a ofrecer fondos del galardón para cubrir los gastos de la cumbre, a fin de apoyar la paz en la Península de Corea y un mundo libre de armas nucleares”.

No es la primera vez que los norcoreanos hace un pagadiós. En los Juegos Olímpicos de Invierno de este año, en PyeongChang, Corea del Sur, el gobierno de ese país debió abonar 3.500.000 de dólares en los gastos de viaje y alojamiento de una compañía artística, de autoridades (entre ellas la propia hermana de Kim Jong-un) y de las porristas de Corea del Norte. Y el Comité Olímpico Internacional le pagó todos los gastos a 22 atletas de Corea del Norte.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados