Juan Taratuto: “En España se ríen de cosas que nosotros tenemos naturalizadas”

El film, que luego de ocho años, logró reunir nuevamente a la misma pareja protagónica de "Un novio para mi mujer" (2008), Adrián Suar y Valeria Bertuccelli, fue visto a sala repleta en el Festival de Sant Jordi.



No Banner to display

El cineasta argentino Juan Taratuto aseguró que en sus filmes “los personajes, sus conflictos y el mundo que habitan tienen un carácter universal”, a días de estrenar en Madrid su sexto largometraje, “Me casé con un boludo”, tras su paso por el Festival Internacional de Cine de Barcelona-Sant Jordi.
“Evidentemente se pierden algunos modismos, pero vi la película con público español y la disfrutaban y, es más, por ahí se reían de algunas cosas de las que los argentinos no nos reímos porque las tenemos naturalizadas, pero para ellos es diferente o novedoso”, dijo Taratuto en diálogo con Télam.
En el mismo sentido, el realizador expresó durante una entrevista en el Salón Toledo del Hotel Intercontinental, sobre el Paseo de la Castellana, lugar elegido por la distribuidora local A Contracorriente Films para el diálogo con la prensa, que “hay algo de los personajes, del mundo en que habitan, del conflicto entre ellos, que se entiende perfectamente porque eso, es universal”.
Como una prueba concreta de esa sensación, apuntó que en el Festival de Cine de Sant Jordi donde compartió días con Richard Gere (con su filme “Norman”) e Isabel Coixet (autora de “Paris, je t’aime”), “me fue muy bien, es la primera edición del festival y creo que va a ir creciendo y creciendo. Barcelona, es una ciudad preciosa y haber podido presentar ahí la película fue muy bonito”.
“Es muy intangible la repercusión que tienen las cosas, pero los festivales, los incentivos a la promoción o las entrevistas, -resaltó- todo eso contribuye no sólo a la difusión de las películas sino también a seguir afianzando el cine argentino en España, seguir promoviendo el intercambio, para que siga viniendo el cine español a la Argentina”.
El filme de Taratuto, que luego de ocho años, logró reunir nuevamente a la misma pareja protagónica de “Un novio para mi mujer” (2008), Adrián Suar y Valeria Bertuccelli, fue visto a sala repleta en el Festival de Sant Jordi con el antecedente de haber participado en marzo pasado del Festival de Málaga.
El director se refirió también a las expectativas que tiene en España, luego de que “Me casé con un boludo”, se convirtiera en la película argentina más taquillera de 2016, con más de 2 millones de espectadores.
“Tengo muchas expectativas porque en Barcelona la película se proyectó en una sala privada con público español y la verdad es que la gente la disfrutaba tanto como ocurrió en la Argentina”, destacó el también autor de “¿Quién dice que es fácil?”, “La reconstrucción” y “Papeles en el viento”.
Taratuto no llega a España como un desconocido. Su película “No sos vos, soy yo” (2004), protagonizada por su esposa Cecilia Dopazo y Diego Peretti, en España, logró ser el primer filme argentino en haberse mantenido sus seis primeras semanas entre las diez películas más vistas de la cartelera ibérica, logró una recaudación de alrededor de 1,8 millones de euros y ayudó a instalar la imagen de Peretti en la Península.
Al respecto deslizó que “una coproducción con España nos asegura que la película se estrenará aquí, que va a estar bien distribuida y que va a tener una puerta de entrada a Europa, y esto no sucede con pelis que no son coproducidas como en el caso de `Me casé con un boludo´, donde el éxito de taquilla llamó la atención de algún productor español y eso es lo que hace que se estrene acá”.
Desde una mirada más general Taratuto consignó que “ahora se hace menos coproducción con España que en años anteriores, las crisis económicas no contribuyen y las primeras ayudas que se cortan son las destinadas a la cultura, pero creo que las barreras culturales y comerciales se van a ir acomodando y vamos a poder seguir haciendo proyectos en común”.
En relación a la actualidad de la industria en la Argentina, advirtió que “el cine argentino igualmente pudo sobrevivir a esta crisis” y dijo no tener evidencia que los cambios en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) promovidos por el gobierno en las últimas semanas vayan a “desfinanciar al cine argentino”.
“Yo no tengo evidencias que me indiquen que está sucediendo la desfinanciación del INCAA o que se dejarán de hacer las 200 películas que se producen al año”, opinó el realizador antes de aclarar que “si hubiera algún decreto o algún cambio en la ley o si se intentara modificar la legislación y se perjudicara al cine yo saldría a defender lo que tenemos”.
“Me parece que hay un prejuicio con las industrias culturales en manos de gobiernos como los de Macri, pero yo debo ser honesto y decir que todavía no he visto que haya habido ningún cambio, aún, respecto del INCAA”, resaltó.
Por último, el creador concluyó: “No tengo dudas de que el financiamiento de la cultura, y en eso incluyo al cine, tiene que estar integrado a políticas de Estado, y entiendo que el cine es una de las mejores y más efectivas vías de difusión de la cultura de un país y por eso hay que defenderlo, apoyarlo y promoverlo”.

Fuente: Télam



Articulos relacionados