Juan Grabois cargó contra una de las empresas más exitosas

El kirchnerista, perteneciente al Frente Patria Grande, acusó a MercadoLibre de contrabando, destruir empleo y abusar de los consumidores.



No Banner to display

El jueves pasado se conoció que MercadoLibre es la empresa argentina mejor cotizada del mundo, con un valor bursátil de US$28.450 millones. Mientras la noticia fue de alegría para el ecosistema emprendedor local, el referente del Frente Patria Grande, Juan Grabois , usó su cuenta de Twitter para acusar a la compañía de contrabando y de destruir puestos de trabajo, entre otras inconsistencias, y fue criticado por empresarios, economistas y usuarios de esa red social.

“Mercado Libre es contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal. Su ‘éxito’ es la destrucción de miles de puestos de trabajo. Macri los hizo multimillonarios a costa tuya”, afirmó el dirigente kirchnerista, y las respuestas no se hicieron esperar.

Por ejemplo, Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo, señaló en su cuenta de Twitter que “podría decir y explicar exactamente lo contrario” a lo expresado por Grabois y, consultado por LA NACION, se explayó. “El comercio electrónico desintermedia y democratiza el acceso. La plataforma estimula la competencia y también contribuye a la transparencia porque, al registrar las operaciones, se facilita el control y la lucha contra la evasión”, explicó.

Sobre los servicios financieros que la compañía ofrece, el ingeniero agronómo opinó que aumentan la competencia con los bancos y reducen los costos de las operaciones. “Al contrario de lo que dice [Grabois], hay que estimular el ecosistema basado en estas tecnologías porque transparenta y democratiza el acceso”, concluyó.

Por su parte, el economista y titular de ICY y Asociados, Iván Carrino, apuntó directamente al argumento de la supuesta destrucción de puestos de trabajo. “Mercado Libre le dió más trabajo a más gente que el que vos [por Grabois] y tus ideas le van a dar en toda tu vida”, afirmó.

“Los empleados de ML en Argentina están entre los mejor pagos del país … DE QUÉ ESTÁS HABLANDO?!?!?!?! 5000 empleados de manera directa y millones de usuarios, muchos de los cuales tienen trabajo gracias a lo que venden por MercadoLibre. Sugiero te informes antes de opinar”, agregó.

Ante la consulta de este diario, en MercadoLibre dijeron que en toda América latina la empresa emplea a 7300 personas y que en la Argentina tiene 3300 empleados, lo que representa un crecimiento del 46% interanual, ya que el año pasado sumaron 1700 puestos de trabajo, de los cuales mil fueron en el país.

La distribución de la oferta laboral es federal, ya que tiene 13 centros de desarrollo dispersos en todo el país: 7 en Buenos Aires, uno en Córdoba, uno en San Luis, uno en Mendoza y ahora también dos en Santa Fe y uno en Paraná.

Por su parte, Marcos Galperín, fundador y CEO de MercadoLibre, no le respondió directamente al dirigente social, pero dejó una afirmación en su cuenta que fue leída en ese sentido. “Lástima q sea trágico, debería ser simplemente cómico”, lanzó.

Por otro lado, el CEO de Carta Financiera, Miguel Ángel Boggiano, también se quejó de los dichos del referente de Patria Grande. “Es muy difícil encontrar una muestra más clara de alguien retrógrado, envidioso y destructivo. Grabois es todo lo que está mal. Se preocupa por los pobres y odia a una empresa que creó un argentino y da miles de puestos de trabajo. Su tuit además muestra absoluta ignorancia”, afirmó.

“No es ni siquiera ideológico, está equivocado. Habla de especulación financiera, o sea que no entiende nada ¿Qué tiene que ver MercadoLibre con la especulación financiera? ¿Dice eso simplemente porque cotiza en la Bolsa de Estados Unidos y está subiendo? Todo lo que dice está mal, es todo al revés”, concluyó.

La pelea con Moyano
Mientras esta vez fue Grabois, hace un mes fue Hugo Moyano el que se enfrentó a MercadoLibre por la apertura de un centro logístico de la empresa en un predio del Mercado Central. Es que los 80 operarios de MercadoLibre se afiliaron a la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga, en un convenio colectivo especial para la empresa que fue homologado por el Ministerio de Producción y Trabajo. La familia Moyano, enfrentada con el Gobierno, reclama que los empleados que trabajan en el lugar deben ser afiliados del sindicato de Camioneros.

En 2003, con el kirchnerismo recién llegado al poder, Moyano logró una reforma estatutaria por la cual el sindicato también afilia a empleados de carga y descarga.

Fuertes repercusiones
El cruce causó fuertes repercusiones en las redes sociales, que en su mayoría mostraban críticas a Grabois.

Tras convertirse en líder piquetero, Juan Grabois se volcó a los brazos del kirchnerismo con la llegada de Mauricio Macri al Gobierno. A pesar de pedir sacar a los “chorros”, en los últimos dos años terminó convertido en un fiel seguidor de Cristina Kirchner, llegando a acompañar a la expresidenta en sus obligadas incursiones por los juzgados de Comodoro Py. Su apoyo al kirchnerismo, no obstante, no lo eximió de sostener cortocircuitos con La Cámpora, a cuyos dirigentes acusó de ejercer “un abuso de poder sistemático”.

La otra arista que Juan Grabois ha sabido explotar convenientemente es su relación con el papa Francisco, al que llegó a calificar “como un padre”. Así, a través de su relación con el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, tiene acceso directo con el líder de la Iglesia Católica. A partir de esta privilegiada posición, se erigió en una suerte de “vocero” papal en el país.

Hijo del peronista ortodoxo Roberto “Pajarito” Grabois, disfruta de una holgada posición económica desde la que se consolidó como líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), segunda generación del movimiento piquetero a la que debe la relevancia social que tiene en la actualidad.

Fuente:

La Nación

Publicado en: Noticias, Política, Política   Etiquetas: ,