Investigan a un policía del Grupo Halcón por matar a un adolescente de 17 años

El oficial aseguró que el joven le había intentado robar el celular en un semáforo. Le disparó cinco veces y le acertó dos por la espalda, aún cuando estaba desarmado



No Banner to display

Fabián Exequiel Enrique (17) apareció muerto con dos tiros en la espalda y uno en una pierna en la entrada de la villa Los Eucaliptos, en Quilmes Oeste. Parecía un hecho misterioso hasta que empezaron a surgir testimonios sobre lo que habría ocurrido: el adolescente habría intentado arrebatarle el celular a un policía del Grupo Halcón en una esquina y el oficial habría respondido a los balazos. Ahora se investiga si se trató de un caso de “gatillo fácil” o una simple defensa, ya que el joven estaba desarmado.

Todo empezó el martes alrededor de las 7.30, en la esquina de la avenida La Plata y la calle Jujuy, en las inmediaciones de la villa. Familiares del adolescente aseguraron que alguien le había disparado porque sí desde un Volkswagen Polo azul.

Pero la secuencia recién se pudo reconstruir al día siguiente, cuando el policía de élite de la Bonaerense concurrió con su jefe a la comisaría 3° de Quilmes para informar lo sucedido.

En su presentación, el policía aseguró que en el momento del robo vestía su uniforme porque se dirigía a hacer horas adicionales y que se encontraba detenido en un semáforo sobre la avenida La Plata, en su Volkswagen Polo azul, cuando fue sorprendido por dos jóvenes.

Dijo que intentaron sacarle el teléfono celular, por lo que abrió la puerta de su vehículo, se bajó y comenzó a disparar. Tiró al menos cinco balazos, según las pericias.

El policía no mencionó haber herido a alguno de ellos y sólo indicó que ambos escaparon corriendo. Recordó que enseguida él volvió a su auto y abandonó el lugar.

Sin embargo, para los investigadores su relato deja muchas dudas, en principio, porque no entienden por qué tardó tanto en hacer la denuncia.

 

Fuente: clarín