Investigan a un ex top 10 español por el posible arreglo de un partido

Sucedió en un duelo de dobles de la actual edición de Wimbledon.



No Banner to display

Las apuestas en el tenis conforman un flagelo que la Federación Internacional de Tenis (FIT) quiere erradicar. Pero por ahora no logra conseguirlo. Este jueves se conoció que hay dos tenistas españoles -uno de ellos ex top 10- investigados por el posible arreglo de un partido en la actual edición de Wimbledon, el tercer Grand Slam del año.

Se trata de Fernando Verdasco y David Marrero, quienes debutaron en el torneo de dobles con una derrota ante el argentino Leonardo Mayer y el portugués Joao Sousa, en un duelo que tuvo “irregulares patrones en las apuestas”, de acuerdo a la casa de apuestas Pinnacle Sports, citada por el prestigioso diario estadounidense New York Times.

La información sobre la investigación en un partido de dobles la sacó a la luz la cadena australiana ABC, pero ha sido el New York Times el que, a través de la casa de apuestas Pinnacle Sports, ha confirmado los nombres de los implicados.

A los dueños de la casa de apuestas les llamó la atención una serie de apuestas hechas alrededor de una hora antes del inicio del partido desde cuentas con un historial sospechoso.

“Seguimos un protocolo estricto cuando se trata de alertas sobre posibles amaños en las apuestas y se lo notificamos a las autoridades. Además reducimos la oferta de apuestas para ese partido de forma inmediata”, explicó Sam Gomersall, gerente de integridad deportiva de Pinnacle. Entonces, el caso cayó en las manos de la Unidad de Integridad del Tenis (TIU).

Cuando el tema tomó dominio público, Verdasco eligió Twitter para dar su opinión. “Respondí a las cuestiones planteadas por la TIU sobre las apuestas que se registraron en mi partido de dobles en Wimbledon. Apoyo completamente el trabajo realizado por la TIU; siempre he respetado la integridad y transparencia en nuestro deporte y nunca pondría eso en riesgo”, escribió.

Marrero, en cambio, se mostró más molesto por la situación, en su contacto con la agencia de noticias EFE. “Dicen que nos investigan por el partido que perdimos en Wimbledon, cuando ese encuentro duró tres horas y finalmente caímos en cuatro sets, después de ir por delante en el primero por 6-5. No sé cómo puede amañarse un partido de tres horas que acabas perdiendo”, relató.

Marrero ya había sido investigado por un incidente similar en el Abierto de Australia de 2016 por un partido de dobles mixto junto a su compatriota Lara Arruabarrena, pero finalmente ambos tenistas resultaron exonerados por la TIU. “Otra vez lo de siempre; que investiguen, porque yo estoy muy tranquilo”, dijo ahora.

“Esto me da tristeza, porque las apuestas no se van a acabar y, con todos mis respetos, son una puta mierda. Si vencemos a jugadores buenos, recibimos mensajes de amenazas; y cuando perdemos con rivales a los que en teoría deberíamos ganar, también nos amenazan”, analizó.

Por último, el veterano jugador de 38 años, que estaba preparando las valijas para viajar a Alemania, donde jugará en Hamburgo, lanzó un pedido: “Deberían agarrar a esa gente que nos amenaza e insulta, porque ya digo que las apuestas son un negocio que nunca va a acabar, y habría que proteger más a los jugadores”.

Fuente: Clarín

Etiquetas: Deportes, Destacado, Noticias. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados