Guillermo Barros Schelotto rompió el silencio a horas de que Gustavo Alfaro asuma en Boca

El Mellizo dejó un breve mensaje. Este jueves será presentado como nuevo entrenador de Los Ángeles Galaxy.



No Banner to display

mellizo“Me quiero ir en paz. Y le quiero agradecer al hincha. Más allá de ganar o perder, no sólo conmigo, sino con mi familia. Y más allá del dolor de no ganar la Copa Libertadores me voy con la tranquilidad de haber dejado todo. No tengo palabras para describir lo que siento o lo que sentí. Muchas gracias al hincha, lo viví como jugador y técnico, son increíbles”.

En carne viva. Golpeado. Dolido. La última vez que Guillermo Barros Schelotto habló lo hizo en su despedida de Boca. Fue apenas cuatro días después de haber perdido la final que nadie quería perder: la de la Copa Libertadores frente a River. Una herida que, tal vez, no cicatrice jamás. Y después de eso, el Mellizo se refugió en el silencio.

Las noticias sobre su futuro les ganaron terreno a las declaraciones. Cuando el 2018 se terminaba, se confirmó que continuaría su carrera en Los Ángeles Galaxy, de la Major League Soccer. Pero no se lo escuchó. Hasta este miércoles. Sí, casualidad o no, a horas de que Gustavo Alfaro firme el contrato y se convierta en su sucesor, Guillermo volvió a escena. ¿Y qué dijo?

“Conozco la Liga, sé lo importante que son los Galaxy en la MLS, por eso creo que es una gran oportunidad para mi”, aseguró el Mellizo, en inglés, en un video presentación que se difundió a través de las redes sociales oficiales del equipo estadounidense.

No, de Boca no dijo ni una palabra. Tampoco de Alfaro. Ni de los jugadores. Quizá lo haga esta noche, cuando viaje rumbo a Los Ángeles, para ser presentado este jueves (Gustavo hará lo propio pero a Orlando, donde se juntarán para realizar unas pruebas). Ahí, habrá que ver si el Mellizo, más frío y más lejos de la angustia por la final perdida, va un paso más allá.

Fuente: Clarin